TEATRO | 'Tocando al frente', el viaje más íntimo y personal de Llorenç González

Es un espectáculo en forma de monólogo y con música en vivo a ritmo de tango, el actor conocido por su papel en 'Velvet' va narrando las experiencias personales de un viaje que le resultó transformador. Todos los viernes, a las 20.15h, en los Teatros Luchana. 

Nacho Arribas 24 de noviembre de 2017

Llorenç González nos conduce en este espectáculo por un itinerario trazado a partir de anécdotas personales, tangos cantados, cuentos contados y música en vivo a través de los maravillosos escenarios naturales y urbanos de Argentina. La experiencia única de viajar a solas en un camino que va de la alegría a la incertidumbre y el miedo, del miedo al pánico y del pánico a la esperanza, el deseo, el amor y la valentía.

El espacio escénico es íntimo y sencillo. Apenas un piano, una guitarra, un taburete o silla y una pantalla o pared para proyectar imágenes.

El título de este espectáculo, 'Tocando al frente', está cogido de una canción de origen brasileño, que el propio Llorenç escuchó cantar a un gaucho argentino y que viene a decir, en resumidas cuentas, que la vida consiste en emprender el camino e ir "tocando al frente", siempre hacía adelante, igual que hace Llorenç con este espectáculo en el que afronta, por primera vez, su faceta de creador.

Llorenç González es un actor que está dando vida en la serie de Movistar, Velvet Colección, a Jonás Infantes, papel que ya protagonizó de 2014 a 2016 en Velvet, cuando la serie se emitía por Antena 3

Su estreno en el cine se produjo en 2011 con El sexo de los ángeles, una película de Xavier Villaverde protagonizada por Álvaro Cervantes, Àstrid Bergès-Frisbey y él mismo.

LLORENÇ GONZÀLEZ RESPONDE A QUÉ!

¿Tan intenso fue ese viaje para dedicarle una obra tan intimista como ésta? ¿O fue al contrario?

Si, desde luego fue un viaje intenso. O mejor dicho un viaje muy muy especial por distintos factores. Era la primera vez que viajaba solo, la primera vez que viajaba tan lejos y durante tanto tiempo (un mes), y eso hizo que tuviera que desarrollar una gran confianza en mi mismo y en mi manera de hacerme cargo de mi. Es muy gratificante darte cuenta de que tú mismo eres tu mejor aliado, consejero, acompañante....

Participas en la música original de la obra, en la dirección, eres el protagonista del viaje del argumento y el actor del monólogo, ¿es la obra más íntima que has puesto en escena en tu carrera? 

Sin duda es la obra más íntima, porque todo lo que cuento en el monólogo me sucedió. Tanto las anécdotas como las emociones y sensaciones que me despertaron los paisajes naturales y el encuentro con gente desconocida. Todo parte de una experiencia personal, real, por lo tanto, al contarlo, hay un cierto desnudo emocional.

Artísticamente, ¿qué retos te planteó un monólogo casi a pecho descubierto después de producciones de cine y series de televisión como las que te han lanzado al gran público? 

Sobretodo el reto de validar de manera global mi propia creación. Desde la escritura del texto, la dramaturgia, la dirección (con la ayuda inmejorable de Iñigo Aisaín, actor y amigo que me prestó sus ojos desde fuera) y por supuesto la ejecución en si misma. Es la primera vez que comparto algo que nace de mí y eso siempre es un reto para la confianza.

¿Parece imposible desentenderte de Jonás ni al otro lado del Atlántico? 

Es sorprendente y a la vez satisfactorio, darse cuenta de como las nuevas plataformas como Netflix, acercan el trabajo de uno a los sitios más alejados del mundo. Tanto "Gran Hotel" como "Velvet" se consumen mucho en América del Sur y durante todo el mes que estuve viajando por Argentina, me pararon y me reconocieron en los sitios más recónditos, desde las Cataratas de Iguazú, hasta los Glaciares; y siempre de una manera absolutamente afable y respetuosa.Y eso hizo que a pesar de viajar solo, me sintiera muy acompañado.