El Congreso aprueba de forma exprés el nuevo cupo vasco de 1.300 millones de euros

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha agradecido de forma especial el apoyo del PSOE al que le insta a llevar a cabo una reforma del sistema de financiación autonómica.

Eva Villanueva 23 de noviembre de 2017

El Congreso ha aprobado, por 294 votos a favor y 36 en contra, la actualización del Concierto Económico vasco y el cupo vasco, con 292 votos a favor, 36 en contra y dos abstenciones. Sólo Ciudadanos y Compromís han votado en contra de la actualización de la financiación para Euskadi.

El nuevo cupo vasco, es decir la cuantía que tiene que anualmente Euskadi paga al Estado, se va a situar en 1.300 millones de euros durante el quinquenio 2017-2021.  La aprobación de este proyecto de ley de forma exprés, se ha llevado a cabo, tal y como se acordó en la Comisión Mixta del Congreso, y después de que el PNV apoyara los presupuestos generales de este año y el techo de gasto para 2018. 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido en el Congreso este jueves esta reforma del la ley del concierto económico vasco y la nueva metodología de señalamiento del cupo por considerar que beneficia no sólo a la Comunidad Autónoma sino al interés general de España, ya que contribuye a la estabilidad política, algo que considera "vital para la confianza económica y la convivencia".

Montoro ha justificado el acuerdo en que "en los últimos años, (los vascos) pagan incluso más que el resto de españoles ya que las haciendas forales no han trasladado las rebajas fiscales del IRPF y del impuesto de sociedades" implantadas por el Estado. Además, ha subrayado que es fruto de "una negociación  que llevaba años pendiente de realizarse"  y ha puesto el acento es que "cuando hay voluntad, cualquier acuerdo es posible".

El titular del ramo ha agradecido el apoyo de los distintos grupos parlamentarios y en concreto, el del PSOE, al que ha instado a apoyar una reforma futura del sistema de financiación "para afianzar la creación económica, la creación de empleo y mejorar la calidad de vida de todos".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha mostrado sumamente incisivo y ha tildado este nuevo cupo vasco como "cuponazo" y "amaño político" que no garantiza la solidaridad entre españoles.