Rajoy se declara "optimista" sobre el futuro de Cataluña y exigirá al nuevo Govern respeto a la ley

Celebra que la situación en Cataluña "ya se va encauzando" y pide "recuperar la ambición de hacer país".

Servimedia/Eva Villanueva 23 de noviembre de 2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha declarado "optimista" con respecto al futuro de Cataluña y ha propuesto a los ciudadanos de esta comunidad que le acompañen en el "camino de esperanza" que se abre tras las elecciones del 21 de diciembre, porque "digan lo que digan las urnas" hablará "con todos" pero también les exigirá respeto a la Constitución y a la ley.

El jefe del Ejecutivo se ha pronunciado en estos términos en el discurso de clausura de la entrega de las Medallas de Honor de Foment del Treball, en la que ha sido su segunda visita a Barcelona desde que se aprobara la aplicación del artículo 155 de la Constitución española en Cataluña.

"Después de las elecciones, más allá de lo que digan las urnas, seguiré siendo el presidente de todos y con todos hablaré", ha asegurado Rajoy al tiempo que ha avisado que también exigirá "a todos" que respeten el marco que la Constitución y la ley "nos impone a todos", como es su "obligación".

Rajoy ha promeetido "hacer cumplir la ley y proteger la libertad" por "obligación" pero también porque es su "convicción". "Creo en los beneficios de la libertad, en su fecundidad y en que Cataluña volverá a ser pronto ella misma".

El Jefe del Ejecutivo se ha mostrado "optimista" por la confianza que tiene depositada en "la capacidad de los catalanes para encabezar una profunda rectificación de la deriva que hemos visto, para propiciar un retorno a la realidad y a la convivencia y para reorientar toda la energía estérilmente desgastada a ocuparse de los problemas cotidianos de las personas".

Por ello, ha propuesto a los catalanes que le acompañen en el "camino de esperanza" que se abre tras el 21-D. "Confío en el futuro, sé que Cataluña es una sociedad abierta y cosmopolita muy diferente de esa comunidad cerrada que algunos han querido imponer", antes de subrayar que esta comunidad cuenta y contará en el futuro con el amparo de la Constitución y de la ley.

En este punto, ha agradecido el trabajo que los empresarios catalanes están haciendo "para contribuir a normalizar una situación que, afortunadamente para todos y sobre todo para Cataluña, ya se va encauzando" por las vías "que siempre debió discurrir", las de la estabilidad, la previsibilidad y la seguridad jurídica.

Rajoy ha subrayado que "lo importante" es que "hemos sido capaces de reaccionar a tiempo" al desafío secesionista a través de los instrumentos que el Estado pone a disposición de las autoridades "cuando alguien lo amenaza". "Y con esos instrumentos hemos restaurado en poco tiempo el orden constitucional amenazado".

El presidente ha enfatizado "¡Hemos devuelto la normalidad a la vida ciudadana y estamos empeñados en devolver también la normalidad, el dinamismo y la pujanza a la vida económica de Cataluña!",  y ha justificado que el artículo 155 permitirá "restablecer en el tiempo más breve posible el autogobierno en Cataluña en toda su plenitud" poniendo "fin a la etapa de inestabilidad".

En el futuro, ha apuntado Rajoy, hay que restaurar la confianza "que se ha roto" en los últimos tiempos, dado que "sin confianza, ni hay inversión ni hay trabajo ni hay futuro". Este intangible, ha avisado, es un "material complejo" que tienen en cuenta los inversores, consumidores y empresas.

En su discurso ha reconocido además que el impacto político de lo ocurrido en Cataluña es difícil de estimar y, en todo caso, dependerá de lo que se tarde en reponer totalmente la normalidad política e institucional. No obstante, incidió en que si la situación se normaliza, el crecimiento en 2018 podría llegar incluso al 3%. La clave está, según ha dicho, en "recuperar la ambición de acometer retos compartidos". Ahora se trata, de "recuperar la ambición de hacer país" y no a través de una independencia "que nos empobrece y aísla", sino mediante "la riqueza y el éxito que nos brinda la unión y la pertenencia a Europa". Igualmente, ha avisado de que no se trata únicamente de defender lo que ya tiene Cataluña y que también de ahora en adelante habrá que buscar nuevas metas y objetivos.