Cinco consejos para elegir destino Erasmus de forma inteligente

Los jóvenes becados reciben una ayuda económica mensual de 281€, están fuera 5,3 meses y tienen alrededor de 24 años.

Nacho Arribas 22 de noviembre de 2017

Cinco consejos para elegir destino Erasmus de forma inteligente
Foto: Archivo

Según los últimos datos de la Comisión Europea, cada mes de noviembre aproximadamente 270.000 estudiantes de toda Europa solicitan su participación en el programa de becas Erasmus. Durante los más de 30 años que lleva el programa en vigor, 9 millones de jóvenes de 33 países se han beneficiado de las famosas becas y de ellos, en torno al 7% han sido estudiantes españoles (625.300 estudiantes). 

En los últimos años, España ha estado liderando el ránking de países que más estudiantes envía al extranjero, pero también nuestro país se ha hecho líder como anfitrión. Las últimas cifras oficiales de la Comisión Europea, correspondientes al curso 2014-2015, indican que España fue el país más solicitado por los estudiantes internacionales y recibió más de 42.000 aplicaciones.

Uno de los momentos clave en el proceso de solicitud de la beca Erasmus es el que se está produciendo durante el mes de noviembre, en el que los universitarios españoles se encuentran en plena elección del destino. La elección del país marcará el idioma en el que se estudiará y se perfeccionará de cara a futuro, pero también será determinante para calcular el coste anual de ese año en el extranjero. 

LA CUANTÍA DE LAS BECAS

Los jóvenes europeos becados están fuera de sus hogares una media de 5,3 meses, tienen alrededor de 24 años y reciben una ayuda económica mensual que ronda los 281€. Es por ello que, para elegir destino, los estudiantes deben tener en cuenta muchos otros aspectos que afectarán a su calidad de vida.

- El alojamiento es la variable a la que los estudiantes destinan un mayor porcentaje del presupuesto mensual, por eso hay que considerar otros factores que pueden ayudar a reducir u optimizar ciertos costes.

- Adicionalmente a la dotación económica asignada por el programa Erasmus, es importante saber que hay países que ofrecen ayudas adicionales para estudiantes internacionales. Francia, Alemania, Italia, Irlanda o España cuentan con ayudas para estudiantes extranjeros que residan dentro de la Unión Europea por lo que no debería sorprender que éstos sean, tradicionalmente, algunos de los destinos más demandados. Sin embargo, Reino Unido, Bélgica o Austria no disponen de este tipo de ayudas.

- Dado que el gasto en el alojamiento es al que se destina la mayor parte del presupuesto es importante considerar las diferencias entre países e, incluso, entre ciudades. Una de las maneras de economizar en el alojamiento, se encuentra en alquilar una habitación en un piso compartido y en este sentido, Roma (430-530€), Bruselas (450-550€) o Berlín (440-550€) son las que cuentan con el alquiler mensual más económico; en el otro lado de la balanza, Londres (730-830€), París (650-750€) y Dublín (600-700€) son las ciudades con los precios de alquiler más elevados.

- Cómo moverse por la ciudad a buen precio es otro punto interesante a la hora de hacer el presupuesto del año. Bruselas (7.50€), Madrid (20€) o Milán (22€) son las ciudades en las que el coste del abono transporte mensual para estudiantes resulta más barato. Por el contrario, Dublín (114.50€) y Londres (62€) son las ciudades en las que el precio del transporte público es más elevado.

- Si tras el Erasmus se decide continuar con el curso académico en ese país para conseguir la perfección total del idioma o bien para obtener una titulación internacional, hay que tener en cuenta que el coste medio anual de las tasas universitarias presenta grandes diferencias de un país a otro. Desde la total gratuidad en países como Alemania o Austria hasta los 11.500€ de Reino Unido o Irlanda. En la banda central se encontrarían países como Italia, Bélgica, Francia y por supuesto España, donde la media de coste por matriculación en una Universidad pública se sitúa en los 1.500€.

Para sacarle el mayor partido al presupuesto, nada como tener una guía de las actividades gratuitas que se pueden realizar en las ciudades o aprovechar los importantes descuentos que tienen presentando el carnet de estudiante. Grandes monumentos, museos o tours se convierten en verdaderas opciones TOP que hacer sin que cuesten un solo euro. Como en Roma, donde pueden visitar el Panteón de Agrippa; en Viena, cuando haga buen tiempo, pueden relajarse en la playa del Danubio; en Berlín, donde existe un parque temático abandonado.

Pero no todo en una experiencia Erasmus es el dinero. La cultura y las ricas tradiciones de los países de destino son un punto a incluir en el anecdotario de cualquier Erasmus que se precie. Entre ellas, son especialmente peculiares algunos de los deportes que se pueden practicar en los diferentes países. Desde nuestro clásico levantamiento de piedras al 'futgolf' italiano, la lucha de pulgares austriaca o 'el balón prisionero' alemán.