Llega un temporal de viento y mala mar a Galicia y el Cantábrico

Se darán diferentes avisos, en nueve provincias, por rachas de viento de hasta 110 km/h y olas de hasta seis metros. La Dirección General de Protección Civil recomienda extremar las precauciones.

Servimedia 22 de noviembre de 2017

Llega un temporal de viento y mala mar a Galicia y el Cantábrico
Foto: Twitter

Un frente atlántico llevará este miércoles un temporal marítimo y de viento a Galicia y la mayor parte del área cantábrica, con rachas muy fuertes de viento de hasta 110 km/h y olas de hasta seis metros de altura.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que lo más significativo de este miércoles serán las rachas muy fuertes de viento en Galicia y la Cordillera Cantábrica, y la probabilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste de la comunidad gallega. La nubosidad se extenderá durante el día por el noroeste peninsular y el Cantábrico, y se esperan lluvias que afectarán al extremo noroeste de Asturias y de Castilla y León.

Meteorología ha activado aviso en nueve provincias del noroeste peninsular. Lo peor se espera en A Coruña, con aviso naranja (riesgo importante) por rachas de viento de 100 km/h en el oeste y el suroeste, y por mar combinada con olas de cinco a seis metros en el noroeste.

Además, hay aviso naranja en Cantabria (centro, valle de Villaverde y Liébana), Asturias (Cordillera Cantábrica y Picos de Europa) y Lugo (A Mariña) por rachas de viento de 100 a 110 km/h, y aviso amarillo por riesgo en Ourense, Pontevedra, Burgos (norte y Cordillera Cantábrica) y León y Palencia (Cordillera Cantábrica) por rachas de viento de 80 km/h.

CONSEJOS

Debido a la llegada del nuevo temporal, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ofrece una serie de consejos a los ciudadanos. Ante los vientos costeros, Protección Civil recomienda alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse por la intensidad de vientos fuertes, y no estacionar el vehículo en zonas que puedan verse afectadas por las olas.

"En estas condiciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar. No ponga en riesgo su vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje", añade.

Sobre los fuertes vientos en tierra, aconseja asegurar puertas, ventanas y los objetos que puedan caer a la vía pública, así como alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

También recomienda abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección y así como extremar las precauciones entre los conductores, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido, y prestar atención a la posible presencia de obstáculos en la carretera.