La Comunidad de Madrid limitará la velocidad en M-40 y M-50 por contaminación

La decisión ha sido aprobada en el día de hoy e intentará regular el exceso de emisiones de dióxido de nitrógeno.

Javier Navarro 21 de noviembre de 2017

La Comunidad de Madrid ha aprobado un nuevo Protocolo de Marco de Regulación para medir y evitar el exceso de dióxido de nitrógeno en la zona que abarca desde el centro hasta las ciudades y pueblos cercanos a la capital.

Una de las claves que recoge esta renovación es la limitación de velocidad en carreteras ajenas a la gran ciudad. Hasta el momento ha sido el Ayuntamiento dirigido por Manuela Carmena el que ha regulado la circulación de la M-30 hacia dentro y el aparcamiento en la misma zona, pero a partir de ahora será la Comunidad la que controlará la velocidad en M-40 y M-50 en situaciones de alta contaminación.

Las medidas, más o menos restrictivas dependiendo de la decisión tomada por cada municipio, llegarán a reducir a 90 o incluso 70 km/h la circulación en ambas carreteras de circunvalación.

Dichas restricciones, que serían las más radicales, tan solo se ejecutarán si se llega al Escenario 4 de Alerta. Esto también implicaría el aconsejar al sector privado para reducir las emisiones y hacer sus procesos de producción y ejecución.

La nueva reforma contará con tres niveles de actuación: Información y Preaviso, Aviso, y Alerta y añade que todas las ciudades de la región mayores de 75.000 habitantes tendrán que redactar su propio plan.