El Congreso debate esta semana la nueva ley del cupo vasco con beneficios para Euskadi

PP y PNV tienen los apoyos necesarios para sacarlo adelante.

Servimedia 20 de noviembre de 2017

El Pleno del Congreso de los Diputados debate esta semana el proyecto de la nueva ley del cupo vasco para el quinquenio 2017-2021, en la que se fija un cupo base para este año de 1.300 millones de euros; además del proyecto de ley que modifica el Concierto Económico del País Vasco.

En concreto, el martes el Pleno acordará la tramitación directa y en lectura única de la norma, que se debatirá el jueves. Si el texto recibe el visto bueno de la Cámara, pasará al Senado para proseguir su debate.

Esta ley es fruto de lo fijado en la reunión que el pasado mes de julio mantuvo la Comisión Mixta del Concierto Económico y por el que se alcanzaron varios acuerdos relativos a la actualización de la ley del cupo.

Para este 2017 el cupo base es de 1.300 millones de euros de 2017, cuantía que no considera la cantidad derivada de la participación del País Vasco en los créditos presupuestarios del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El texto que se debatirá en las Cortes determina también los índices de consumo y de recaudación aplicables a los ajustes forales a consumo correspondientes a los impuestos indirectos (IVA e Impuestos Especiales), manteniendo los valores del quinquenio anterior e introduciendo en la redacción alguna adaptación técnica para precisar el procedimiento de regularización de flujos correspondientes a los tipos autonómicos del Impuesto sobre Hidrocarburos.

Por otro lado, la redacción de la ley del cupo se simplifica respecto a la anterior norma con la finalidad de evitar que surjan discrepancias como las derivadas de los quinquenios anteriores.

CONCIERTO ECONÓMICO

En cuanto a la modificación del Concierto Económico, éste viene determinado por cambios legislativos que se han producido en la normativa estatal y que estaban pendientes de incorporarse en el mismo.

Entre otros, se modifican los preceptos relativos a grupos fiscales, al Impuesto sobre la Electricidad y a la opción de los no residentes para tributar por el IRPF al tiempo que se adapta la regulación del Delito Fiscal de acuerdo con el nuevo régimen establecido en el Código Penal.

También se ha acordado la concertación del impuesto sobre el valor de la extracción del gas, petróleo y condensados, creado con posterioridad a la última actualización del Concierto.

Además, se introducen mejoras en la gestión tributaria y en la coordinación entre Administraciones.

Otras medidas introducidas conciernen al IRPF, al Impuesto de Sociedades e IVA, al Impuesto sobre la Renta de No Residentes y al de Sucesiones y Donaciones, que implican la optimización de la capacidad de la gestión tributaria por parte de las diputaciones forales.

Entre ellas, se destaca que en Sociedades y el IVA, se actualiza la cifra umbral de volumen de operaciones que delimita la competencia para exigir el impuesto, que pasa de 7 a 10 millones de euros.

Como novedad, se atribuye al País Vasco en ambos impuestos la competencia sobre sujetos pasivos con domicilio fiscal en territorio común y volumen de operaciones superior a 10 millones de euros en el ejercicio anterior, cuando hubieran realizado en el País Vasco el 75% o más de su volumen de operaciones en dicho ejercicio.