Rufián saca unas esposas y abandona el Congreso en plena sesión de control

En su intervención se ha dirigido al Ministro, Juan Ignacio Zoido, al que ha acusado de encabezar la política de represión del Estado Español y convertir las cárceles en la pesadilla de los independentistas. 

Eva Villanueva 15 de noviembre de 2017

Gabriel Rufián ha vuelto a convertirse en protagonista de la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde ha vuelto a  ofrecer un "teatrillo"  que ha terminado con su abandono del hemiciclo. En esta ocasión, el diputado de ERC ha aparecido con unas esposas y una camiseta oscura en la que aparecían los rostros de algunos de los exaltos cargos públicos de la Generalitat que están en prisión.

En su intervención se ha dirigido al Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, al que ha acusado de encabezar la política de represión del Estado Español y convertir las cárceles en la pesadilla de los independentistas. En su discurso, Rufián ha denunciado "¿Sabe qué es esto? (exhibiendo las esposas). Esto es su política, su programa electoral y esto es lo que aplicó al gobierno legítimo de Cataluña, antes de encarcelarles en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco". Una intervención que ha sentenciado señalando que '"Ustedes nos han molido a palos, nosotros les moleremos a palos" y se ha mostrado confiado en que, en algún momento, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acabe preso.


El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha reprendido a Rufián por su "numerito", al lucir las esposas, y ha aprovechado para  acusarle de no cumplir su palabra, después de que dijera que sólo estaría 18 meses en el Congreso, un tiempo que ha superado. Zoido ha añadido: "igual no ha podido enchufar la impresora que trajo para imprimir su renuncia al acta".

Rufián ha abandonado el hemiciclo antes de que Zoido concluyera su respuesta.