España puede ahorrar 16.000 millones con mejor dieta, más deporte y menos alcohol

España podría ahorrar alrededor de 16.000 millones de euros si mejorara sus hábitos en cuanto a dieta, deporte y consumo de alcohol y tabaco, según una investigación realizada por académicos de la Universidad de Gran Canaria, que han analizado los costes de tres enfermedades provocadas en buena parte por el estilo de vida.

Servimedia 14 de noviembre de 2017

La diabetes tipo 2, la osteoporosis y la Enfermedad Isquémica del Corazón (EIC) cuestan unos 26.489 millones de euros anuales entre hospitalización, medicamentos, cuidados y lo que cada paciente deja de aportar al Estado al estar de baja por enfermedad o incapacidad, lo que equivale al 3,15% del Producto Interior Bruto (PIB) español.

Lo que estas tres enfermedades tienen en común es que un amplio porcentaje de casos son prevenibles siguiendo un estilo de vida saludable. "El mayor coste es de la diabetes, con casi 20.000 millones de euros, el equivalente al 2,5% del PIB", explicó la catedrática Beatriz González, presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas).

El estudio, publicado por Fundación Mapfre y presentado hoy a la prensa en su sede de Madrid, apunta que se podría ahorrar hasta el 65% de los gastos provocados por la diabetes tipo 2 con el mero gesto de cambiar hábitos.

En concreto, si los españoles cuidaran más su alimentación, realizaran más ejercicio, dejaran de fumar y de consumir alcohol y drogas, la sociedad podría ahorrar el 62% del coste social que se atribuye a las tres enfermedades mencionadas, según los expertos.

Y es que sólo un ingreso hospitalario debido a, por ejemplo, una fractura de cadera cuesta unos 8.500 euros. Por una enfermedad cardiovascular oscila alrededor de los 6.000 euros, y por diabetes tipo 2 el coste medio supera los 2.145 euros para el sistema sanitario.

COSTE DE VIDA

Sin embargo, esta investigación no solo pone números al coste económico de un estilo insano de vida. Y es que los malos hábitos también tienen un saldo negativo para los años que puede vivir una persona.

La forma que han tenido estos expertos de analizar el coste de vida por padecer estas enfermedades es la "carga de enfermedad", que se calcula sumando los años que pierde un paciente al morirse antes de la media de los españoles y el tiempo que vive lastrando las consecuencias de su enfermedad, ya sea en forma de discapacidad o mala salud.

Es la Enfermedad Isquémica del Corazón la que mayor carga de enfermedad presenta, ya que, aunque no suele ser discapacitante, afecta a personas jóvenes y se incrementa el sumatorio de años de vida perdidos. Con la diabetes o la osteoporosis ocurre lo contrario, la carga de enfermedad aumenta por los años convividos junto a las consecuencias de la enfermedad.

Esta investigación amparada por Fundación Mapfre clasifica así el coste que tiene para la sociedad española no cuidar los hábitos, tanto monetariamente como en la salud. Y es que los costes tangibles (ingresos hospitalarios, residencia, bajas, absentismo laboral, etc.) se miden en millones de euros, pero los intangibles en años de vida, dolor y sufrimiento.