Barcelona se enfrenta a un periodo de inestabilidad tras la ruptura del pacto de gobierno

Los socialistas catalanes analizan la decisión de las bases de "los comunes".

Eva Villanueva 13 de noviembre de 2017

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tendrá que gobernar en solitario y alcanzar pactos de gobernabilidad puntuales, una vez que se consume la ruptura entre BComú, y el PSC. La militancia de los "comunes" ha decidido por mayoría, en una consulta interna, poner fin al acuerdo entre ambos partidos, por el apoyo de los socialistas catalanes a aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. 

Tras la decisión de las bases, Colau en declaraciones a 'El Món de la RAC 1' ha señalado que seguirá gobernando con objetivos concretos y que no quieren romper los lazos con los socialistas. 

Colau ha agradecido al presidente del PSC de Barcelona, Jaume Collboni, el trabajo conjunto realizado hasta el momento.


En este marco, el PSC analiza este lunes la ruptura y el nuevo escenario que se abre para la ciudad condal, aunque su líder, Miquel Iceta, ya ha lamentado la decisión del partido de Colau.


También el grupo municipal de Barcelona en Comú se reúne este lunes para diseñar la hoja de ruta, en cuanto a los plazos y formas para resolver el acuerdo de gobierno con los socialistas. 

Tras conocerse la noticia, la líder de Ciudadanos en el Consistorio, Carina Mejías, ha criticado la deriva secesionista que encara Colau y ha señalado que sus próximos socios serán independentistas.