Once detenidos por robar a personas de avanzada edad mediante el método del 'abrazo'

En muchos de los casos, las víctimas se percataban del engaño e intentaban oponer resistencia, pero los autores no dudaban en responder con violencia para llevarse las joyas.

Servimedia 10 de noviembre de 2017

La Guardia Civil ha detenido en Castilla-La Mancha y Castilla y León a 11 personas que se dedicaban a robar a personas de edad avanzada mediante el procedimiento del 'abrazo o del agradecimiento', consistente en sustraer joyas a las víctimas tras preguntarles por alguna dirección o establecimiento.

Según informó el Instituto Armado, los arrestos se han producido en el marco de la 'operación Sarut III', que es la tercera edición de un dispositivo iniciado en 2015, que se ha saldado en total con 28 detenidos por robar a personas mayores. Todos los arrestados son de nacionalidad rumana.

En esta tercera fase del dispositivo se ha detenido a 11 personas, de las que tres han ingresado en prisión y una se encuentra en búsqueda y captura por orden judicial. Los delitos se han cometido en 12 municipios de Toledo, tres de Guadalajara y dos de Segovia. En 11 de los asaltos hubo violencia e intimidación.

Los delincuentes capturados se dedican a recorrer varias localidades, preferentemente por las mañanas, con la finalidad de estudiar los itinerarios a seguir, posibles víctimas, vías de escape, incluso patrullas policiales existentes, y así poder asegurar el éxito de sus actividades delictivas.

JOYAS FALSAS

Si durante estos reconocimientos se les presentaba una buena ocasión para actuar, no dudan en cometer un robo con violencia o un hurto, para continuar con la ruta, por lo que no se descarta que también hayan cometido delitos en otras provincias.

El método de robo del 'abrazo o agradecimiento con intercambio de joyas' consiste en abordar a las víctimas, cuya media de edad era de 70 años, preguntando por alguna dirección o establecimiento (farmacia, hospital, etc.). Tras obtener la información, 'regalaban' una joya falsa en señal de agradecimiento, momento que aprovechaban para sustraer joyas a las víctimas.

En muchos de los casos, las víctimas se percataban del engaño e intentaban oponer resistencia, pero los autores no dudaban en responder con violencia para llevarse las joyas.