Últimas decisiones del Papa: Prohíbe la venta de tabaco, usar el móvil en misa y bendice una Vespa

"Que tristeza me da cuando celebro (misa) y veo tantos móviles levantados", aseguraba el Pontífice. 

Qué! 9 de noviembre de 2017

Muchas son las medidas que ha tomado el Papa Francisco en los últimos días. La última de ellas ha sido la prohibición de vender tabaco en la Ciudad del Vaticano, ya que considera que fumar no tiene ningún beneficio si le cuesta la vida a la gente. A partir de 2018, el Papa ha decidido que el Vaticano deje de vender cigarrillos a sus empleados porque la "Santa Sede no puede cooperar con una práctica que daña claramente la saluda de las personas", según ha comentado el portavoz del Vaticano, Gref Burke.

Los empleados y pensionistas del Vaticano que podían comprar los cigarrillos en el supermercado que se encuentra en el Estado pontificio y que le suponía una fuente de ingreso, no podrán hacerlo a parir del año que viene.

Esto llega después de que ayer el Pontífice bendijese en la Plaza de San Pedro la Vespa con la que José Antonio Fernández López, investigador y aventurero, pretende recorrer 10.000 kilómetros hasta llegar a la capital de Senegal, Dakar, para poner en marcha el proyecto denominado "Vespa Extreme- Wheels for Life", cuyo fin es recaudar fondos con los que el Instituto de Salud Tropical de la Universidad de Navarra investigará las enfermedades que afectan a países en vías de desarrollo. Además, José Antonio llevará medicamentos al Hospital Center University Aristide Le Dantec de Dakar y buscará la concienciación social sobre estas enfermedades.

Además, el Papa aprovechó para decir que le daba pena ver a muchos fieles, sacerdotes y obispos con sus móviles levantados mientras celebra Misa en la Plaza de San Pedro o en la basílica. "¡Qué feo! y que tristeza me da cuando celebro (misa) en la plaza y en la basílica y veo tantos móviles levantados. Y no solo los fieles sino también los curas y obispos. Por favor, la misa no es un espectáculo, es ir al encuentro de la Pasión y de la Resurrección del Señor". También aprovechaba para pedir a los fieles que dejasen de hacer fotos y se centrasen en lo esencial.