Piquetes violentos, carreteras y vías cortadas durante la huelga general en Cataluña

Las principales vías de acceso a Cataluña por carretera están cortadas. Los manifestantes protestan por el encarcelamiento de parte del Govern cesado.

Eva Villanueva 8 de noviembre de 2017

Las comunicaciones por carretera aparecen harto difíciles desde primera hora en esta nueva jornada de huelga general en Cataluña del 9-N. Los piquetes han cortado la AP-7 en distintos puntos, con neumáticos, y está bloqueada en sus dos extremos; también los cortes alcanzan a la A2, hacia Sant Joan Despí, y continúan por la C-35 C16, C17 o la N-340, en Amposta (Tarragona).

La acción de los piquetes ha llegado al centro de las grandes ciudades, y en Barcelona, la Diagonal ha sido cortada, la Gran Vía está bloqueada y los Mossos d'Esquadra han tenido que desplegarse en un carril de peaje en Vilassar/Premiá.

Según informa Transporte Metropolitano, el metro circula al 85% en la capital condal, aunque el servicio de autobuses se ve afectado por los cortes.

También la circulación de los trenes se hace imposible con la actuación de los piquetes que bloquean las vías. En Montcada, el tráfico ferroviario está paralizado, y en Girona, al grito de "Libertad" unas 500 personas han taponado las vías del AVE, cuyo servicio que permanece cortado desde las 08.12 horas.

La organización Òmnium Cultural ha denunciado en un tuit que "Ningún día puede ser normal con el Govern encarcelado en Madrid. Hoy, el país nos reclama parando el día día".

Las grandes centrales sindicales, CCOO y UGT se han desmarcado de esta jornada de huelga que, finalmente, sólo ha convocado el sindicato minoritario intersindical CSC, que reitera que la convocatoria de huelga es plenamente legal.