El ex Gobernador del Banco de España: "Se hicieron mal muchas cosas" en la crisis financiera

Miguel Ángel Fernández Ordoñez advierte de que "el riesgo de volver a tener crisis bancarias sigue siendo muy alto"

Servimedia 7 de noviembre de 2017

El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez afirmó este martes que tiene una "visión bastante positiva de lo hecho hasta la fecha en España" en el proceso de reestructuración del sistema financiero, aunque reconoció que "se han hecho mal cosas".

Durante su comparecencia en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados que investiga la crisis financiera y el programa de asistencia a la banca, planteó si "se deberían haber hecho las cosas de otra forma", para responder que "se hicieron mal muchas cosas, y no se hicieron muchas cosas que ahora todos vemos claro que se debían de haber hecho".

Entre las cosas que se hicieron mal, apuntó la "lentitud" del proceso de reestructuración de las cajas de ahorros, que no se tomaran medidas de política económica para "frenar" el crédito o que faltó el impulso de "reformas estructurales" para abordar el problema de que incluso en las épocas de bonanza económica la tasa de paro fuera "elevada".

Además, alertó de que "a pesar del ingente número de requerimientos de todo tipo" que se exige a las entidades financieras, "el riesgo de volver a tener crisis bancarias sigue siendo muy alto".

Fernández Ordóñez, que fue gobernador del Banco de España entre 2006 y 2012, explicó que el sector financiero español ha afrontado una "auténtica reconversión industrial" en los últimos años.

Además, expuso que en la gestión de la crisis de los bancos, lo primero fue evitar que hubiera "accidentes" y lo segundo fue "salvar a los accidentados".

En este sentido, reconoció que "España no estaba preparada para afrontar la crisis financiera" y agregó que "la caja de herramientas que estaba en el armario no servía para afrontar" una crisis "muy distinta" a las del pasado.

Además, expuso que para hacer frente a la crisis se aprobaron más de media docenas de leyes con el objetivo de "afrontar las insuficiencias detectadas".

En todo caso, lamentó que el hecho de "impulsar los cambios legales en plena crisis fue un doble trabajo", ya que mientras "el buque se hundía" y se sacaba al pasaje se estaban construyendo las barcas salvavidas.

A todo ello se une, dijo Fernández Ordóñez, que al principio no se quería hacer uso de recursos públicos, algo que "multiplicó y dilató el trabajo de reestructuración".

Por otra parte, el exgobernador afirmó que las entidades de crédito más grandes y algunas medianas eran "razonablemente sólidas", y que se concentraba el "problema" en las cajas de ahorros, que por su gobierno corporativo "tenían limitadas las posibilidades de respuesta en una situación extrema".

También apuntó que en el caso de las cajas de ahorros "hoy la situación es muy distinta a la que había al principio" y comentó que el hecho de que las comunidades autónomas pudieran vetar fusiones "dificultó mucho el proceso".