Más de una veintena de muertos y decenas de heridos en un tiroteo en Texas

El agresor, un militar expulsado, ha sido identificado como Devin P. Kelley. Tras cometer la masacre huyó en su coche del lugar de los hechos. Posteriormente, su cadáver fue encontrado en el interior del vehículo en una carretera cercana.

Qué! 6 de noviembre de 2017

Pasadas las 11.30 de la mañana hora local, 17.30 GMT, un hombre entraba en una iglesia bautista de Sutherland Springs, a 30 millas al sureste de San Antonio (Texas), y abría fuego. Al menos 26 personas murieron y otras 27 resultaron heridas. Las  edades de las víctimas oscilan entre los 5 y 72 años.

El agresor, que fue identificado como Devin P. Kelley, era un militar expulsado. Tras haber cometido la masacre salió de la iglesia y, un vecino de la localidad le persiguió y disparó con su rifle. Fue encontrado muerto en el interior de su vehículo en una carretera cercana. No se ha revelado si la causa de la muerte fue por los disparos del vecino o acabó quitándose la vida.

Los hechos sucedieron en plena celebración eucarística. Kelly, que vestía de negro, entró en el templo amarado con un rifle semiautomático Ruger AR y disparó indiscriminadamente contra los asistentes. Según testigos presenciales, se llegaron a escuchar unos 20 disparos. Dos de los muertos fueron encontrados fuera de la parroquia; 23 dentro. La víctima mortal restante murió en un hospital. En la celebración participaban unas 50 personas de los 700 habitantes del pueblo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mostraba sus condolencias a través de Twitter