Puigdemont será detenido en las próximas horas para comparecer ante un juez belga

Así lo ha ordenado la Fiscalía de Bruselas, antes de designar a un juez de instrucción que les tome declaración

Martín Velarde 5 de noviembre de 2017

La Fiscalía de Bruselas ordenará a la policía detener a Carles Puigdemont y a sus exconsejeros en las próximas horas antes de designar a un juez de instrucción que les tome declaración para decidir sobre sus euro-órdenes. 

A las dos de la tarde será la hora a la que comparecerá la Fiscalía para informar de forma pública sobre la situación de Puigdemont y de los exconsejeros, según ABC. Cabe recordar que la Audiencia Nacional les acusa de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos.

Se sabe que La Fiscalía está en contacto con los abogados de Puigdemont, además de con los de los exmiembros de su gabinete. En concreto, Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura).

"Desde el momento que sean privados de libertad, podrán comparecer ante un juez. Si no presentan resistencia ni riesgo de fuga no serán esposados", aclaran. Sin embargo, estarán "rodeados de policías", ha explicado la Fiscalía, según recoge El País. 

También se conoce ya el plazo que tendrá el juez para tomar una decisión sobre las órdenes europeas de detención y entrega emitidas por la juez Carmen Lamela el viernes. "Tendrá 24 horas", según apuntó este sábado la Fiscalía federal de Bruselas en un comunicado oficial.

Una vez detenidos, el juez deberá decidir si acepta o no la euroorden emitida y si los mantiene en prisión preventiva o les dejará en libertad "bajo ciertas condiciones". Si el juez de instrucción acepta la euroorden, la situación se sometería a la sala del Tribunal de Primera Instancia, que debe decidir en un plazo de 15 días posteriores si esta se puede ejecutar o no. Si alguna de las partes implicadas no está de acuerdo con la decisión de la sala, puede recurrir ante el Tribunal de Apelación", ha explicado el Ministerio Fiscal

Hasta 90 días pueden tardar los políticos catalanes en pisar suelo español, donde están reclamados por la Audiencia Nacional. 60 días en lo que dura el proceso, y 30 en lo que corresponde a casos excepcionales.