Tres muertos en un tiroteo en un centro comercial de Colorado

El incidente se produjo en un centro comercial al norte de Denver y, según la policía, dos personas murieron en el establecimiento y una tercera mujer, que resultó herida, falleció en el hospital al que fue trasladada para ser atendida.

Alfonso Mata 2 de noviembre de 2017

Un tiroteo registrado en un centro comercial de Denver (Colorado), en Estados Unidos, ha dejado al menos 3 muertos, según informó la policía en un mensaje a través de su cuenta de Twitter, las mismas fuentes aseguran que, por el momento, no se han producido detenidos.

Las fuerzas de seguridad buscan al sospechoso que, cuando se produjeron los hechos, vestía una cazadora negra, pantalón vaquero y una camiseta de color granate. El autor de la mascare entró por la puerta principal de una tienda del centro comercial y comenzó, sin mediar palabra, a disparar contras los clientes que se encontraban en el interior.

Los hechos fueron denunciados sobre las 6:30 horas (hora local). La policía de Thornton, al norte de Denver, desde las redes sociales, pidió a sus habitantes que no se acercaran a la zona e indicó que se habían producido muertos, aunque no especificó el número.

Posteriormente se hizo público que dos hombres habían muerto y una mujer había resultado herida. La mujer fue trasladada al hospital, donde, falleció poco después. El portavoz de la policía de Thornton, Victor Avila, indicó en rueda de prensa que las tres víctimas se encontraban en la misma tienda, cerca de la puerta principal. Las autoridades están revisando las cámaras de seguridad del establecimiento e interrogan a los testigos en busca de nuevas pistas que puedan aclarar lo sucedido.

También se busca un vehículo en el que se cree que huyó el sospechoso, un Mitsubishi Mirage 4 de color rojo. Se desconoce si hubo más de una persona involucrada en el tiroteo.

"Yo iba a salir (...) y al minuto se oyeron como si se hubieran reventado unos globos. La mujer del Walmart se acercó corriendo y llorando y me dijo no son globos, es una ráfaga de disparos. Entonces agarré mi carrito y salimos todos corriendo", relató una mujer testigo presencial de los hechos."Cuando di la vuelta, había gente saliendo. La puerta estaba abierta, pero no cabía mucha gente. Estaban todos asustadísimos, todos corriendo. Muy feo", indicó.

"Tuve miedo", relató Aaron Stephens, de 44 años y cajero de la tienda donde se produjo la matanza  al Denver Post. Escuchó un solo disparo y vio cómo los clientes comenzaron a correr para huir. "Temí por mi vida", concluyó.