El Supremo ordena vigilar a los miembros de la mesa del Parlament para evitar su huida

La decisión llega tras posponer hasta el próximo jueves, día 9,  la toma de declaración a todos los investigados 

Eva Villanueva 2 de noviembre de 2017

La policía será la encargada de vigilar a los miembros de la mesa del Parlament de Cataluña, para evitar su posible huida.  El Tribunal Supremo ha dictado la orden después de que el magistrado, Pablo Llarena, haya aplazado la toma de declaración de los 6 investigados, por un posible delito de rebelión, secesión y malversación, hasta el próximo 9 de noviembre.

El aplazamiento responde a una petición de sus abogados que han pedido tiempo para preparar sus defensas. 

Todos los miembros de la mesa del Parlament de Cataluña, incluida la presidenta, Carme Forcadell, han comparecido este jueves, ante el Tribunal Supremo, donde tenían que responder en calidad de investigados por permitir la DUI. Tras su salida de la Alta Institución, Forcadell, ha agradecido en un tuit el apoyo recibido.


La querella interpuesta por el Fiscal General del Estado acusa a la presidenta y otros 5 miembros de la mesa del Parlament de haber permitido la votación y aprobación de la declaración de independencia unilateral de Cataluña, una parte de la nación española.

Forcadell llega en coche oficial hasta la puerta del Tribunal Supremo https://t.co/QwUSnzJnGO pic.twitter.com/TeO4TGPk6p

Antena3Noticias (@A3Noticias) 2 de noviembre de 2017

Andreu Van den Eynde, abogado de Forcadell ya anunciaba este miércoles, que su clienta va a responder "con el convencimiento de que su labor ha sido siempre respetuosa con los principios democráticos y la defensa de la institución parlamentaria.

Por otro lado, Xavier Melero, abogado de varios encausados, ha comparecido ante los medios afirmando que cree que es un error que Puigdemont no se haya presentado para comparecer en el Supremo.