Varios ex consellers que acompañaban a Puigdemont en Bruselas regresan a Barcelona

Puigdemont ha asegurado que se ha enterado de que tiene que declarar el jueves en la Audiencia Nacional por la prensa "para ir a declarar se tiene que recibir una citación, no la ha recibido nadie". 

Qué! 31 de octubre de 2017

Varios de los ex consellers que se encontraban en Bruselas junto al cesado presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, han regresado a España. Entre ellos se encuentran Joaquim Forn y Dolors Bassa. Su llegada a Barcelona se produce el mismo día en el que la Audiencia Nacional ha citado a los miembros del Govern a declarar el próximo jueves 2 de noviembre por los delitos de rebelión y sedición.  A su llegada al aeropuerto de El Prat, han sido recibidos con gritos de 'Perro' y 'Cabrón' de un grupo de antiindependentistas.

Quien no ha regresado a España es Puigdemont, que en las inmediaciones del hotel donde se aloja ha asegurado que no ha recibido ninguna citación de la Audiencia Nacional: "Para ir a declarar se tiene que recibir una citación, no la ha recibido nadie". 

Esta mañana aseguraba en rueda de prensa que no pensaba pedir asilo político en Bruselas, pero que tampoco tenía pensado volver a España hasta no tener "garantías". Además pidió "a la comunidad internacional que haga algo. Permitir que el Gobierno español no dialogue o amparar la violencia de la extrema derecha es no respetar la idea de Europa", ha asegurado. "Si hubiera garantías de un tratamiento justo, independiente, con separación de poderes, retornaría de manera inmediata".

Puigdemont, que tuvo que comparecer en el Club de Prensa de Bruselas después de que el Gobierno belga le denegase una sala, anunció que se planteaba las elecciones del 21 de diciembre como un reto y que aceptaría el resultado. "Las elecciones son un reto democrático y no nos dan miedo los retos democráticos. Los comicios son un plebiscito para legitimar el 155".

El ex president ha criticado con dureza la querella presentada por la fiscalía por delitos de rebelión contra el Govern: "Ayer pudimos ver la querella del fiscal Mata. Es una querella que confirma con detalle la extrema agresividad que plantéa el Gobierno español contra el Govern y la mesa del Parlament. No se sustenta juridicamente. Es una querella para perseguir ideas y personas, no delitos".