Un empleado de Lidl es despedido por hacer horas de más

El empleado entraba hasta una hora antes a trabajar sin fichar para "preparar la tienda antes de su apertura al público".

Qué! 26 de octubre de 2017

Un empleado de una tienda de Lidl en Barcelona que llevaba trabajando 12 años, ha sido despedido por trabajar más de lo que marcaba su jornada laboral. 

Jean P., que así se llama el empleado despedido, entraba a trabajar antes de tiempo e incluso horas antes de la apertura del supermercado para "preparar la tienda"

La cadena de supermercados alemana decidió despedir a Jean por "incumplimientos laborales muy graves", tras una investigación que llevó a la empresa a revisar las imágenes de seguridad del supermercado. Durante algunos días del mes de abril, la empresa observó que el gerente accedía al local a las cinco de la mañana y pasaba entre 49 y 87 minutos sin fichar. Pero no solo eso, sino que Lidl asegura que recibió quejas de otros compañeros porque Jean les invitaba a llegar antes de sus horarios.

Según la carta de despido, el empleado "realizaba pedidos, cambiaba precios o reponía palés enteros de artículos". El abogado defensor mantiene que el despido es improcedente y quiere que la cadena le readmita. "Curiosamente se le sanciona, lo que desde luego no es usual, por trabajar demasiado y esforzarse en que su tienda funcionara correctamente", ha comentado el abogado de Jean, que añade que en ningún momento su cliente fue amonestado ni sancionado por ello. 

Por su parte, Jean ha dicho que se vio obligado hacerlo porque los cambios que se habían producido en la tienda requerían tiempo y dedicación y que "los mandos sabían y eran conscientes" de ello.