El PSOE dice a Rajoy que si Puigdemont convoca elecciones "no cabe la aplicación del 155"

Margarita Robles le pide al presidente del Gobierno que ponga orden en su Ejecutivo y que presente ya unos Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. 

Servimedia 25 de octubre de 2017

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, advirtió este miércoles al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que si Carles Puigdemont "acepta la legalidad y el marco constitucional" y convoca elecciones autonómicas, "no cabe ni política ni judicialmente la aplicación del 155".

Así se lo trasladó directamente Robles al presidente en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en una intervención en la también le reclamó la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Robles expuso a Rajoy la decisión que el PSOE lleva expresando desde hace varios días y en la que ayer ahondó después de que varios ministros del Ejecutivo indicaran que no bastaba para la vuelta a la legalidad en Cataluña con que Puigdemont convocase elecciones. Ponga "orden en su Gobierno", le dijo Robles a Rajoy.

El presidente reconoció su desconcierto con la pregunta de Robles, quien le criticó por el uso de los vetos parlamentarios por parte del Gobierno, por no presentar los PGE y por las "divergencias" sobre Cataluña entre los ministros y la vicepresidenta.

En este sentido, la portavoz socialista avanzó que el PSOE no puede apoyar las cuentas públicas que presente el Ejecutivo porque "tienen una enorme disminución en el gasto social".

Así las cosas, Rajoy le reprochó que le pida Presupuestos al tiempo que anuncia que los socialistas no los van a apoyar, cuando todavía "no los conocen", y que manifieste su apoyo a una reforma de la Constitución que todavía no se ha abordado y cuyo contenido se desconoce.

El presidente insistió en que la "prioridad" del Ejecutivo es "crecer y crear empleo", así como mantener la mejora de la economía y del Estado de bienestar, a lo que hoy se suma como una "prioridad muy importante restablecer la convivencia pacífica" en Cataluña.

Después de que Robles le recriminara a Rajoy que leyera datos facilitados por sus colaboradores, el presidente concluyó duramente su intervención diciendo: "No sé qué tiene contra mis colaboradores, yo le recomiendo que lea a los suyos para evitar intervenciones como la de hoy".