El accidente del 'Eurofighter' en la base de Los Llanos pudo deberse a un desvanecimiento del piloto

El piloto Borja Aybar falleció en un accidente que tuvo lugar tras el desfile del pasado 12 de octubre.

Servimedia 24 de octubre de 2017

Los primeros resultados de la investigación que se está llevando a cabo para dilucidar las causas del accidente del 'Eurofighter' en el que perdió la vida el capitán Borja Aybar García tras su participación en el desfile del Día de la Fiesta Nacional apuntan a que el siniestro pudo deberse a un desvanecimiento del piloto cuando iniciaba la maniobra de aproximación para aterrizar.

En el desfile del Día de la Fiesta Nacional participaron ocho 'Eurofighter', cuatro pertenecientes a la base aérea de Los Llanos (Albacete) y los otros cuatro a la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla).

Tras su participación en el desfile, uno de estos aparatos regresaba a Los Llanos cuando en la maniobra de aterrizaje se produjo el siniestro con este fatal desenlace.

El accidente tuvo lugar cuando los aviones llegaron a las inmediaciones de la base en formación y se abrieron en abanico para proceder al aterrizaje. En ese momento, una de las aeronaves se precipitó contra el suelo sin que el piloto pudiera eyectarse.

Las condiciones metereológicas eran buenas y los pilotos conocían de sobra el terreno para realizar una maniobra de este tipo. Por su parte, los familiares del piloto fallecido aseguraron que puede que no se eyectara para evitar una tragedia mayor al estrellarse el avión contra una zona residencial.

El equipo de investigación de la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (Citaam) baraja como hipótesis más probable que el siniestro pudo deberse a que el piloto sufrió un desvanecimiento cuando estaba a los mandos del aparato, según fuentes conocedoras de la investigación. Tampoco se descartan otras posibilidades como que el avión sufriera una fallo durante el vuelo.

Este desvanecimiento pudo provocarlo el enorme esfuerzo realizado por el piloto al estar durante más de tres horas a los mandos de un aparato sometido a altos niveles de fuerzas g.

En los aviones, las fuerzas g normalmente están orientadas hacia los pies, haciendo que llegue menos sangre al cerebro, lo que puede causar principalmente problemas de visión y al cerebro.

También puede causar la casi inmovilidad de las extremidades, ya que deben soportar casi 13 veces su peso. A medida que las fuerzas g aumentan puede ocurrir un desmayo por falta de riego sanguíneo en el cerebro.

A pesar de ello, la Citaam sigue con sus trabajos de investigación sobre el terreno para esclarecer las causas del accidente que acabó con la vida del capitán Borja Aybar García.

El capitán Borja Aybar García (nacido en Puertollano, provincia de Ciudad Real, en abril de 1983) estaba casado y deja un hijo de corta edad. Ingresó en la Academia General del Aire (AGA) en 2005 y pertenecía a la Promoción 61 de este centro docente.

Tras concluir sus estudios en la AGA, estuvo destinado entre 2010 y 2013 en el Ala 11 del Ejército del Aire, con sede en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla). Posteriormente continuó su carrera en el Ala 14 del Ejército del Aire, localizada en la base aérea de Los Llanos (Albacete) entre 2013 y 2015.

Tras su paso por el Ala 23 del Ejército del Aire, con sede en la base aérea de Talavera la Real (Badajoz) entre 2015 y 2017, el 1 de septiembre de este año regresó al Ala 14 del Ejército del Aire.

El capitán Aybar García acumulaba una experiencia de 1.238 horas de vuelo totales. A su vez, contaba con 1.189 horas de vuelo en caza, de las cuales 681 horas eran en 'Eurofighter'.