Puigdemont dice que el 155 es "el peor ataque a Cataluña desde Franco"

El presidente de la Generalitat anuncia un debate en el Parlament sobre las medidas anunciadas por Rajoy

Servimedia 21 de octubre de 2017

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, afirmó este sábado que la aplicación del artículo 155 contra el desafío independentista constituye "el peor ataque a Cataluña desde el dictador Francisco Franco" y definió lo decidido por el Consejo de Ministros como "una liquidación de nuestro autogobierno y de la voluntad democrática de los catalanes".

Puigdemont lanzó este mensaje en catalán durante una declaración institucional leída en el Palau de la Generalitat en respuesta a las medidas aprobadas por la mañana en el Consejo de Ministros extraordinario que ha dado luz verde a la aplicación del artículo 155 con medidas como el cese de todo el Govern, incluidos el presidente, el vicepresidente y todos sus consejeros.

A su juicio, lo propuesto por Rajoy supone que "lo que los ciudadanos decidieron en las urnas el Gobierno lo anula en los despachos" a través del 155 y por eso proclamó que "no podemos aceptar este ataque" porque el Ejecutivo pretende destituir a los dirigentes de la Generalitat para "imponer una forma de gobierno no elegida por los ciudadanos".

Puigdemont habló también en castellano durante una breve parte de su discurso para advertir al resto de los españoles de que la aplicación del 155 en Cataluña representa "un ataque a la democracia que abre la puerta a otros abusos de la misma índole en cualquier parte" de España.

Además, utilizó el inglés para dirigirse a las autoridades internacionales y tratar de recabar su apoyo hacia la independencia de Cataluña con el argumento de que el referéndum ilegal celebrado el pasado 1 de octubre buscaba únicamente "decidir el futuro de una nación democráticamente" y recalcó que eso "no es un crimen".

El presidente de la Generalitat anunció su deseo de convocarse una sesión plenaria en el Parlamento de Cataluña, que desde septiembre sólo se ha reunido para aprobar la Ley del Referéndum y para dar validez a los resultados del referéndum del 1 de octubre que suspendió el Tribunal Constitucional y que ordenó impedir el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Indicó que en ese debate se abordará "el intento de liquidar nuestro autogobierno y nuestra democracia" y se comprometió a actuar "en consecuencia" frente a lo que considera una "humillación" por parte del Gobierno de España al asumir competencias claves como la de convocar elecciones y al proponer el cese de los miembros del Gobierno autonómico.