Rajoy propone el cese de Puigdemont y de todos los consejeros y elecciones en menos de seis meses

Los distintos ministerios del Gobierno central asumirán las funciones de las Consejerías. Estas medidas comenzarán a aplicarse, después del visto bueno del Senado. La votación se espera para finales de la semana que viene.

Nacho Arribas 21 de octubre de 2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras el Consejo de Ministros extraordinario celebrado este sábado en el Palacio de La Moncloa, ha asegurado que el Ejecutivo, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, propone al Senado varias iniciativas para devolver la normalidad a Cataluña tras el desafío del Govern que lidera Carles Puigdemont.

Rajoy, ha desvelado que, con estas medidas, se buscan 4 objetivos fundamentales: volver a la legalidad y recuperar la vigencia de la Constitución y el Estatuto de Cataluña; recuperar la normalidad y la convivencia deteriorada; continuar con la recuperación económica y celebrar elecciones en situación de normalidad.

Ante la negativa del Govern a rectificar, el presidente del Gobierno asegura que su Ejecutivo se ha visto obligado a tomar la decisión de aplicar el artículo 155 porque "ningún Gobierno puede aceptar que se viole la ley. Esta es la razón por la que hemos puesto en marcha este precepto de la Constitución".

MEDIDAS

- La primera decisión que va a adoptar el Gobierno, una vez que reciba la autorización del Senado, es disolver el Parlamento de Cataluña y convocar elecciones en el plazo máximo de 6 meses. No obstante, según ha dicho Rajoy, su intención es que se celebren cuanto antes. 

- El Gobierno también pide al Senado que le autorice a cesar el Govern al completo (incluído Puigdemont). Sus cargos quedarán en manos de los respectivos ministerios del Ejecutivo Central. 

- La administración de la Generalitat, de acuerdo con el artículo 71 del Estado, seguirá funcionando con la misma disposición que hasta ahora, pero bajo la dirección del Gobierno central. 

- El parlamento de Cataluña no podrá proponer un candidato a la presidencia de la Generalitat, ni tampoco celebrar un debate de investidura sin la autorización del Gobierno central.

- Los medios de comunicación autonómicos públicos quedarán bajo el mando del Gobierno. 

Rajoy, ha añadido, asegura que en ningún caso se suspende la autonomía o el autogobierno de Cataluña. Insiste Rajoy en que se cesa a las personas que lo han puesto al margen de la ley. 

"Nuestra nación y nuestro estado de derecho son abiertos, democráticos, respetuosos de la legalidad y garantes de las personas", ha concluído el presidente del Gobierno.