Gala de la 2ª edición de los Premios de la Academia Madrileña de Gastronomía

Se ha celebrado la 2ª edición de la entrega de galardones de la Academia Madrileña de Gastronomía, que este año han correspondido al reconocimiento al trabajo en todos los ámbitos del sector y reflejo de la riqueza global de la gastronomía de la Comunidad. Entre los galardonados:  Los huevos de Casa Lucio, Kabuki o Viridiana.

Wenceslao Pérez Gómez 20 de octubre de 2017

Gala de la 2ª edición de los Premios de la Academia Madrileña de Gastronomía
Foto: Archivo

Fundada en 2005, la Academia Madrileña de Gastronomía actúa como altavoz de la cultura gastronómica, y trabaja desinteresadamente para ayudar al desarrollo de la gastronomía en la Comunidad de Madrid en todas sus vertientes. Compuesta por 50 académicos, profesionales de diferentes sectores, realiza distintas acciones de divulgación durante todo el año que culminan en la Gala de entrega de los Premios de Gastronomía de la Comunidad de Madrid, galardones que pretenden recoger la diversidad y riqueza cultural que se encuentra en nuestra Comunidad. 

La Academia Madrileña busca generar contenidos informativos y didácticos de calidad, así como dar a conocer nuestra rica historia gastronómica y quiere reivindicar el trabajo de todos los profesionales involucrados en este sector tan importante para la economía y el turismo de la Comunidad de Madrid. Con Luis Suárez de Lezo como presidente desde 2015, el objetivo principal es hacer de esta asociación sin ánimo de lucro, un foro en el que los profesionales de la gastronomía encuentren un apoyo para difundir su trabajo y, al mismo tiempo, crear referentes para el consumidor, los clientes, los amantes de la buena mesa. Que la Academia sea "un catalizador de intereses, de iniciativas relacionadas con el sector y, sobre todo, un punto de encuentro para todos los amantes de la Gastronomía". 

Con este motivo se ha celebrado la 2ª edición de la entrega de galardones de la Academia Madrileña de Gastronomía, que este año han correspondido al reconocimiento al trabajo en todos los ámbitos del sector y reflejo de la riqueza global de la gastronomía de la Comunidad, quedando de esta manera:

Reconocimiento a toda una vida dedicada a la cocina madrileña: Benjamín Urdiaín y Doña Julia, de Asturianos.

Mención honorífica a: Norberto Garcia, de Pescaderías Coruñesas.

Premio al Producto de Madrid: Huerta de Aranjuez.

Premio al Bar: Bar Alonso

Premio al Puesto de Mercado: Higinio

Premio al Plato Castizo: Los huevos de Casa Lucio

Premio a Vinos y Licores: La Tintorería

Premio al proyecto innovador: El Invernadero, de Rodrigo de la Calle.

Premio a la Sala: Jorge Dávila, Grupo Álbora

Premio a la Cocina Internacional: Ricardo Sanz, de Kabuki

Premio a la Cocina: Abraham García, de Viridiana.

Tras la ceremonia de entrega de los galardones a los premiados, el presidente de la Academia, Luis Suárez de Lezo, finalizó el acto afirmando que "sin embargo, queda mucho por hacer, empezando por los clientes y aficionados, donde las Academias podemos hacer gran trabajo. Tenemos que conseguir ampliar esa masa de clientes que conocen las temporadas de los productos y sus características. Que haya más gente que se interese por las diferentes técnicas de cocina y por conocer nuevos sabores. Que se interesen por probar otras variedades de uvas y nuevos vinos. Que quieran saber más sobre la cerveza y la coctelería. Que les apetezca cocinar en casa unos callos o preparar una gallina en pepitoria ... Si conseguimos aumentar esa masa crítica, la exigencia será mayor y el nivel de nuestra gastronomía crecerá exponencialmente.