Fracasa el boicot a los bancos promovido por los independentistas de Òmnium Cultural y la ANC

Los bancos aseguran que la jornada está transcurriendo con normalidad. La Generalitat advierte de que poner en riesgo la economía "siempre es un autogol".

Eva Villanueva 20 de octubre de 2017

Ríos de tinta es lo que está generando la "última idea" promovida por los independentistas de la Asamblea Nacional Catalana y `Òmnium Cultural que han invitado a sacar dinero de los 5 principales bancos catalanes, como vía para reclamar la puesta en libertad de sus números uno, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, que se encuentran en prisión desde inicios de semana, por un delito de sedición.

El 'conseller' de Empresa de la Generalitat, Santi Vila, lo ha criticado en un tuit, señalando que "no es la mejor manera de hacerse oír" y en el que ha aprovechado para criticar el boicot comercial. 


Mucho más ácido y directo se ha mostrado Luis Garicano, responsable de Economía de Ciudadanos, que, ante la "sorprendente llamada" a retirar el dinero de los bancos  ha llamado "imbéciles" a los que secunden esta llamada, que asegura, sólo puede llevar a la destrucción de sus propios ahorros.

Frente a las críticas, la diputada de ERC, Marta Rovira, ha justificado la retirada de "cash" como vía para defender a dos personas inocentes.


En su llamamiento a la retirada de efectivo, los independentistas además, han instado a a la gente a mostrar su desacuerdo a Sabadell o Caixabank por trasladar su sede fuera de Cataluña. Pese a ello, y según fuentes del sector consultadas por Qué! las entidades lanzan un mensaje de tranquilidad, y aseguran que la jornada transcurre con normalidad.

Sobre los cambios de sedes sociales, y las fugas empresariales, según publica 'El Confidencial', el vicepresident, Oriol Junqueras, habría convocado una reunión con grandes empresas extranjeras para evitar su marcha de la Comunidad Autónoma para este mismo viernes. Un encuentro que se enmarca en medio de la fuga continuada de compañías que ya alcanzan las 900 desde el pasado 1 de octubre. En este marco, y en declaraciones a 'Cataluña Radio', Junqueras ha señalado que la Generalitat no presiona a las empresas.