La Fiscalía pide prisión incondicional para Josep Lluis Trapero, mayor de los Mossos

Trapero y los líderes del proceso independentista comparecían hoy junto a la intendente de los Mossos d'Esquadra como imputados por un delito de sedición.

Javier Navarro 16 de octubre de 2017

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido prisión incondicional para Josep Lluis Trapero, mayor de los Mossos d'Esquadra, después de comparecer en la mañana de hoy ante la juez Carmen Lamela.

Trapero, que asistido vestido de civil, ha acudido como imputado por su "papel ejecutor en el proceso independentista" según la Guardia Civil. Además del mayor de los Mossos, también han comparecido los líderes de la ANC y de Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, y la intendente de los Mossos, Teresa Laplana.

Los cuatro imputados se suman a los tres testigos, dos guardias civiles y la secretaria judicial que fueron asediados por una multitud de personas el pasado 20 de septiembre en la Consejería de Economía.

En lo que respecta a los Mossos, la Guardia Civil destaca su "flagrante inacción" a la hora de ejecutar la orden de clausurar los colegios e incautar las urnas el pasado 1 de octubre, ubicándoles como pieza clave para el desarrollo de la jornada.

Al finalizar los interrogatorios, la Fiscalía estudiará qué medidas cautelares solicitar. Estas oscilan entre polos casi opuestos: desde la retirada del pasaporte y las comparecencias periódicas en el juzgado hasta la prisión provisional, medida que se plantea por el delito de sedición, condenado con hasta 15 años de cárcel.

La juez Carmen Lamela ha rechazado antes la petición de la Fiscalía para el caso de Teresa Laplana, para la cual se reclamaba la prisión provisional eludible bajo una fianza de 40.000 euros. La magistrada ha acordado su libertad sin fianza alguna, aunque con medidas cautelares como la prohibición de abandonar territorio nacional.