Albert Rivera se opone a "privilegios procesales" para convencer a Puigdemont de que vuelva a la legalidad

El líder de Ciudadanos rechazó hoy que puedan intentarse "acuerdos fuera de la ley" o indultos para convencer al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de que vuelva a la legalidad antes del jueves por la mañana, como le ha demandado el Gobierno.

Servimedia 16 de octubre de 2017

Albert Rivera ha declarado en una rueda de prensa en Madrid tras la Ejecutiva de su partido, que su partido esperaba lo que ha hecho Puigdemont este lunes, en el sentido de no aclarar al Ejecutivo central si declaró la independencia de Cataluña el pasado 10 de octubre.

Según Rivera, tampoco cabe esperar nada del nuevo plazo que le ha dado el Gabinete de Mariano Rajoy hasta el jueves a las diez de la mañana, al tiempo que rechazó que se puede negociar con el presidente catalán el fin de las investigaciones judiciales abiertas por el referéndum del 1-O y otros procedimientos que afectan a independentistas.

El responsable de la formación naranja dijo que sería "inadmisible" intentar que Puigdemont vuelva a la legalidad negociando "indultos" o "privilegios procesales" para él o para sus socios y colectivos que le apoyan.

A este respecto, el líder de Ciudadanos previno contra "acuerdos fuera de la ley" con los independentistas, algo que dijo sería negociar la continuidad de los procedimientos judiciales o que interviniera algún tipo de mediador internacional, como piden los nacionalistas.

POSIBILITAR UNA "CAMPAÑA LIMPIA"

Por este motivo, Rivera defendió que "políticamente hay que ponerse en marcha", lo que explicó pasa por convocar elecciones autonómicas en Cataluña invocando el artículo 155 de la Constitución. Defendió que se use este instrumento para permitir que se celebren en esta comunidad unas elecciones "con garantías democráticas y seguras".

En cuanto a qué alcance debería tener la aplicación de este artículo de la Carta Magna, el líder de Ciudadanos señaló que esto es algo que corresponde al Gobierno, pero defendió que se tomen "todas las medidas necesarias" para que haya unos comicios seguros.

Precisó que debería posibilitarse que se diera "una campaña limpia, sin que nadie la boicotee". Concluyó que el objetivo último es que pueda darse una alternativa de gobierno a Junts Pel Sí en Cataluña, proyecto que considera puede encabezar la responsable de su partido en esta comunidad, Inés Arrimadas.