La Asamblea Nacional Catalana y Ómnium Cultural apoyan la respuesta de Puigdemont

Los responsables de Ómnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana han mostrado su apoyo a la respuesta que Carles Puigdemont ha dado al gobierno. "Que nadie nos pida renuncias pero podemos esperar 2 meses", han asegurado.

Que! 16 de octubre de 2017

La Asamblea Nacional Catalana y Ómnium Cultural apoyan la respuesta de Puigdemont
Foto: Twitter

Jordi Cuixart, presidente de Ómnium Cultural, y Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, han apoyado la respuesta que Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, ha dado a Mariano Rajoy en relación a la pregunta de que si había o no declarado la independencia de Cataluña.

"Que nadie nos pida ninguna renuncia pero podemos esperar estos dos meses que nos piden", ha declarado Cuixarat a Cataluña Radio, mostrándose comprensivo con los dos meses que Puigdemont ha solicitado para dialogar con el Gobierno central. Además, el presidente de Ómnium cultural se ha mostrado escéptico con la posibilidad de que el diálogo con el Estado sea fructífero para los intereses nacionalistas. Y subraya que el resultado, obtenido de manera ilícita, en el referéndum del 1 de octubre se aplique din más dilación. "Pese al escepticismo, somos generosos con la oferta de diálogo, pero hay que ser exigentes y aplicar el resultado" , ha manifestado.

Por su parte, Jordi Sànchez ha calificado de coherente la respuesta de Puigdemont y ha asegurado que la "responsabilidad histórica" será del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, si finalmente aplica el artículo 155. "La carta es coherente con lo que se comprometió el presidente Puigdemont el día 10 en el Parlament", ha declarado al citado medio. Sànchez también ha asegurado que "si el Estado decide romper las vías de diálogo la responsabilidad histórica será suya", y ha pedido tranquilidad a los catalanes.

Según la ley del referéndum, del resultado del 1-O se desprende que debe declararse la independencia en el Parlament, si bien Puigdemont ha pedido suspender sus efectos para dar un margen de dos meses al diálogo con el Gobierno central.