Puigdemont no responde si declaró la independencia y pide una reunión urgente

El presidente de la Generalitat catalana ha respondido al requerimiento del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque ha eludido en su respuesta aclarar si la pasada semana declaró o no la independencia de Cataluña. Además, pide al jefe del Ejecutivo central una reunión "lo antes posible" para buscar "el camino de la solución".

Servimedia 16 de octubre de 2017

Puigdemont no responde si declaró la independencia y pide una reunión urgente

"La prioridad de mi Gobierno es buscar con toda la intensidad la vía del diálogo. Queremos hablar, como lo hacen las democracias consolidadas, sobre el problema que le plantea la mayoría del pueblo catalán que quiere emprender su camino como país independiente en el marco europeo". Así lo indica Puigdemont en la misiva remitida al Gobierno.

El mandatario catalán ha apurado el plazo que le dio el Ejecutivo de Mariano Rajoy para contestar al requerimiento en el que se le pedía que aclarara si proclamó o no la independencia de Cataluña en el Pleno que tuvo lugar en el Parlamento autonómico el pasado 10 de octubre.

El límite para contestar a este requerimiento finalizaba este lunes a las 10.00 horas. Puigdemont contaba desde el pasado miércoles por la tarde con el requerimiento para esclarecer por escrito si había hecho o no una declaración unilateral de independencia.

A partir de hoy se le conceden otros tres días, hasta el jueves 19 de octubre a las 10.00 horas, para rectificar y retornar a la legalidad vigente, puesto que su respuesta no ha sido ni afirmativa ni negativa, lo que para el Gabinete de Rajoy podría significar una confirmación de que la pasada semana declaró la independencia de Cataluña.

Desde el Gobierno han insistido en las últimas horas en que el presidente de la Generalitat debía aclarar la confusión generada después de que dijera en el Parlament que asumía el "mandato" del pueblo para que Cataluña fuera un Estado independiente y, acto seguido, suspendiera los efectos de la declaración para abrir un camino de diálogo.