Estudiante saca un arma en comisaría y dispara al agente que le detuvo

El joven, de 19 años, fue arrestado en un control rutinario por posesión de estupefacientes. Fue trasladado a la comisaria del campus de la Universidad donde cursaba sus estudios. Allí mientras se le tomaba declaración, el estudiante sacó un arma y disparó contra la cabeza del agente que le había detenido.

Alfonso Mata 10 de octubre de 2017

Estudiante saca un arma en comisaría y dispara al agente que le detuvo
Foto: Twitter

La tragedia ha golpeado el estado de Texas, en EEUU. Un policía murió el lunes tras recibir un disparo en la cabeza en el campus de la Universidad Tecnológica de Texas. Los hechos sucedieron cuando un alumno, Hollis Daniels, de 19 años, fue detenido por posesión de drogas y conducido a las dependencias policiales del complejo. 

Daniels, en plena comisaría sacó un arma y disparó a bocajarro contra la cabeza del agente que le detuvo y que murió poco tiempo después, tal y como confirma la cadena americana ABC.

"Esta tarde, cuando la Policía realizaba un control rutinario en el campus, halló sustancias estupefacientes en la habitación de uno de los estudiantes", señala un portavoz de la Universidad en un comunicado. 

El alumno fue trasladado a la comisaría de la Policía universitaria, donde el agente fallecido comenzó a tomarle declaración. En ese momento, el alumno sacó un arma y disparó contra el agente para, posteriormente, darse a la fuga.

Fue entonces, cuando la Policía cerró el campus por motivos de seguridad. Tras una hora de búsqueda el sospechoso fue localizado y arrestado de nuevo.

"El sospechoso ha sido encontrado. Se retira el cierre del campus. Eviten la zona del norte del campus", advirtió la universidad desde su cuenta de Twitter

Greg Abbott, gobernador de Texas, afirmó en un comunicado que "nuestros corazones están con la familia del policía asesinado". 

El agente fallecido era miembro del departamento de policía de la Universidad Tecnológica de Texas, un órgano compuesto por 140 agentes que da servicios de seguridad al centro educativo. La universidad cuenta con unos 37.000 alumnos.

El crimen se produce apenas una semana después de la mayor masacre con armas de EEUU. Ocurrió en Las Vegas, donde murieron 58 personas y más de 500 resultaron heridas.