Abertis y Colonial también trasladan sus sedes a Madrid ante las dudas que genera la Cataluña independiente

Grifols se queda, pero estudiará todas las medidas necesarias si hay cambios que le afecten al negocio. Una quincena de grandes empresas han anunciado ya el traslado de sus sedes sociales fuera de Cataluña, ante una posible declaración de independencia. 

Eva Villanueva 9 de octubre de 2017

La incertidumbre económica que despierta la posible secesión catalana está intensificando la toma de decisiones en el mundo empresarial, que trabaja para garantizarse un marco de seguridad jurídica. Con este objetivo, son muchas las que ultiman sus planes para trasladar su sede social fuera de Cataluña, y mantenerse bajo el paraguas del Estado Español


En este marco, el Consejo de administración del grupo de infraestructuras Abertis, que opera el 70% de las autopistas españolas, ha decidido por unanimidad trasladar su sede a Madrid "debido a la inseguridad jurídica generada por la actual situación política en Cataluña". El nuevo centro de mando quedará situado en el paseo de la Castellana, 39.

Muy cerca de allí, en el paseo de la Castellana, 52 es donde establece su sede social Colonial, inmobiliaria cotizada que también ha anunciado esta tarde que se marcha de Cataluña.

En este marco, contrasta la decisión de la Grifols. Según fuentes consultadas por Qué! en la multinacional farmacéutica "actualmente no hay ninguna previsión para cambiar de ubicación ninguna de las sedes corporativas. Sin embargo, en el hipotético supuesto de que la actual situación derivase en un nuevo escenario que pudiese afectar el curso normal de los negocios, o de la situación financiera de la compañía, el consejo acordaría las medidas necesarias.

La semana pasada una quincena de empresas adoptaron la decisión de sacar su sede de Cataluña. En el sector bancario, los grandes protagonistas fueron Banco Sabadell y Caixabank, y del mundo empresarial, Gas Natural Fenosa, Service Point, Sociedad General Aguas de Barcelona.