Después de Sabadell, hoy CaixaBank aprobará el traslado de su sede social fuera de Cataluña

La entidad va a recurrir a un decreto ley que el Consejo de Ministros aprueba este viernes para acelerar los trámites. En las últimas horas, Sabadell y Dogi han anunciado su marcha de Cataluña.

Eva Villanueva 6 de octubre de 2017

Un día después de que el Banco Sabadell haya aprobado el traslado de su domicilio social de Cataluña a Alicante, Caixabank ultima los pasos para alejar a su sede del riesgo secesionista y asegurarse la cobertura del Banco Central Europeo (BCE) y sus líneas de liquidez y la del Fondo de Garantía de Depósito. 


En este marco, la entidad que preside Jordi Gual va a celebrar hoy un consejo de administración extraordinario para debatir el asunto y enviar un mensaje de tranquilidad a sus inversores.


Sin embargo, la aprobación de esta nueva salida de Cataluña no va ser tan fácil. Mientras que la entidad que preside Josep Oliu contempla en sus propios estatutos un cambio de sede sin necesidad de Junta de Accionistas, Caixabank lo tiene más difícil, de ahí el Gobierno le vaya a facilitar el camino. 


El Consejo de Ministros de este viernes va a aprobar un decreto ley que permitirá acelerar los trámites para un cambio de sede empresarial, eliminando la necesidad de convocar junta de accionistas. 

 
Y en el camino hacia ese traslado, todo apunta a que Caixabank elegirá Palma de Mallorca para albergar a su nueva sede. No en vano, las islas se encuentran en las propias raíces de la entidad, de hecho, en 1904 se fundó como Caja de Ahorros y Pensiones de Cataluña y Baleares.