Caixabank se plantea trasladar su sede social a Baleares para proteger a sus clientes

De confirmarse la medida, se convertiría en la primera entidad financiera que abandonara Cataluña tras el referéndum ilegal del 1 de octubre. Sabadell también baraja el cambio de la sede social.

Eva Villanueva 5 de octubre de 2017

La delicada situación que atraviesa Cataluña ha provocado la división entre los miembros del Consejo de Administración de Caixabank. Según publica 'El Mundo' , hay consejeros partidarios de tener preparado y comunicar la posibilidad de un traslado temporal de la sede social a Baleares, por si se produjera una situación de inseguridad jurídica, ante una declaración de independencia. Y proponen las islas como nueva sede, por encontrarse en las raíces de la entidad.


La Comisión Ejecutiva de Caixabank se reúne hoy, y según 'El Mundo' está previsto debatir ese posible traslado de domicilio social. 


La noticia llega poco después de que la entidad remitiera una nota interna a sus trabajadores, en el que con un llamamiento a la calma, aseguraba que adoptará todas las decisiones necesarias para preservar los intereses de sus trabajadores, clientes y accionistas. 

 
En este marco, Caixabank y Sabadell aguardan con expectación la celebración del pleno del Parlament del próximo lunes para declarar la independencia unilateral. Según publica Vozpópuli, que cita a fuentes de ambas entidades, los directivos y consejeros de ambas entidades están preparadas para plantear el cambio de sede.


De hecho, Sabadell contempla la opción del traslado de sede, en sus propios estatutos y tardaría sólo 24 horas en ejecutarla. Entre los posibles destinos que se barajan, según `Voz pópuli", están Baleares, Sevilla, Navarra y Madrid. Pase lo que pase, su presidente, Jose Oliu, ya ha subrayado que la entidad cuenta con los instrumentos adecuados para proteger a sus clientes y que tomarán las medidas que sean necesarias ante la "inquietante situación política".


Pero el desafío secesionista no sólo preocupa a las entidades catalanes, también el Banco Santander muestra su inquietud y destaca la importancia de ofrecer tranquilidad. En una entrevista en Onda Cero, su consejero delegado en España y Popular, Rami Aboukhair, ha señalado que "Me preocupa la fractura social y las generaciones futuras. Cualquier inestabilidad no es buena para nadie. Si alguien tiene que invertir se decidirá por otro sitio donde las cosas estén más tranquilas".