La Infanta Cristina y Urdangarín: Celebran su 20 aniversario en la cuerda floja

La Infanta se encuentra muy desanimada, ante la difícil situación que enfrenta la pareja, y el vacío que sufre por parte de la Casa Real.

Eva Villanueva 4 de octubre de 2017

El matrimonio entre una Infanta de España, y el jugador de balonmano, que arrancaba como una historia de hadas el 4 de octubre de 1997 cumple su 20 aniversario muy alejado de ser un cuento soñado.


Doña Cristina se encuentra cansada y desanimada ante la situación que arrastra la pareja hace algunos años. Es más, según ha informado 'Vanitatis', que cita fuentes cercanas a la Infanta, "no están bien".


Pese a que la infanta fuera exculpada en el caso Noos, sigue sin ser aceptada en el entorno de la Casa Real, y situación de su marido, para el que aún no se descarta una pena de cárcel, no ayuda y hace que su vida gire en torno a un mundo que cada vez más pequeño. 

"Ella curra todo el tiempo y él no hace más que deporte, cuidar a los hijos, buscarse currillos con los que sacar algún dinero. Es una situación agobiante a la que Cristina se ha visto atada sin remedio y ahora le pesa". Así describen su día a día, los círculos más cercanos a Doña Cristina a 'Vanitatis'. 

En este marco, lejos de casa, y a la espera de volver a ser aceptada por los suyos, no parece que la Infanta pueda ver en su matrimonio un refugio frente al mundo.