La Audiencia Nacional imputa al jefe de los Mossos por un delito de sedición y le cita a declarar

La jueza Carmen Lamela quiere aclarar quién estuvo detrás del asedio que sufrieron los agentes de la Guardia Civil cuando intentaron registrar las dependencias de la Consejería de Economía el pasado día 20 de septiembre. Cerca de 40.000 personas les impidieron salir.

Nacho Arribas 4 de octubre de 2017

La Audiencia Nacional ha citado para el próximo viernes al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, y a una de sus subordinadas. Están acusados de un presunto delito de sedición. La jueza Carmen Lamela ha decidido abrir una investigación para esclarecer su responsabilidad en el asedio que sufrieron los guardias civiles que el pasado 20 de septiembre realizaban un registro en la Consejería de Economía para intentar desbaratar el referéndum ilegal del 1-O.

Durante esa actuación, cerca de 40.000 personas se concentraron frente a las dependencias de la Generalitat de Cataluña, impidiendo la salida de los agentes y de la comisión judicial que realizaba el registro.

Además de a Trapero, la juez también ha citado en calidad de investigados a la número 2 de los Mossos y a los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. La Guardia Civil les atribuye el papel de organizar el asedio contra los agentes. 

Minutos después de conocerse la citación, los Mossos a través de twitter han publicado un mensaje en el que se asegura que Trapero dará todas las explicaciones que sean necesarias

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha asegurado que Trapero está siendo investigado por "obedecer la voluntad del pueblo"