La joven que denunció "todos los dedos rotos" por la policía sólo tiene una inflamación

La joven que se había convertido en uno de los símbolos de la represión policial el 1-O cambia su historia.

Eva Villanueva 3 de octubre de 2017

El referéndum ilegal del 1 de octubre no deja de ser epicentro de "falsas noticias" y de entre estas "fake news", en las últimas horas Marta Torrecillas, una joven de 33 años, que se había convertido en símbolo de la represión policial, se ha convertido en una de las grandes protagonistas al desmontar su "historia".

El domingo, día de la consulta independentista, denunció que la policía le había roto todos los dedos de la mano, mientras forcejeaba con ellos, pero finalmente ha tenido que cambiar de versión. No porque cambiara el diagnóstico, sino por haber sido "pillada" hablando con el móvil y apoyándose sin ningún problema en la mano.

Marta Torrecillas que se negó a ser atendida en hospital el pasado domingo, porque antes, decía, quería votar, ha reconocido en la TV3, que sólo tiene una "capsulitis en uno de los dedos". Y ha explicado en lo que consiste "se te quedan los dedos tiesos y no los puedes mover. Es lo que me han hecho".