Huelga en Cataluña: Carreteras cortadas, piquetes violentos y grandes comercios obligados a cerrar

Los manifestantes han cortado las principales carreteras autonómicas, y el transporte público funciona por encima de los servicios mínimos decretados. Los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT no respaldan la huelga general.

Eva Villanueva / Nacho Arribas 3 de octubre de 2017

Dos días después de la celebración del referéndum ilegal del 1-O, Cataluña afronta este martes una huelga general en protesta por las cargas policiales del pasado domingo. La Generalitat secunda la protesta, hasta tal punto que en su llamamiento a favor del "paro del país" el Govern de Carles Puigdemont no va a descontar el sueldo a los funcionarios que secunden la huelga. Además ha rebajado los servicios mínimos del transporte público para elevar el impacto de la prontesta.

La jornada está transcurriendo con importantes incidentes en el centro de Barcelona, donde los piquetes están forzando a los comercios que han abierto, a que cierren sus puertas. Para ello están empleando métodos violentos. 


El transporte público en la ciudad de Barcelona se ha visto seriamente afectado, con un corte total. En Aena son del 25% y en cuanto a los trenes de Cercanías y Regionales de Renfe los mínimos se han fijado en el 33% para todo el día. En este marco, Renfe ha cancelado 151 trenes. 

 A nivel empresarial, Mercabarna, el polígono alimentario que se toma como referencia medir el seguimiento de esta convocatoria, ha despertado prácticamente vacío. Las 770 empresas de la Asociación de Concesionarios se han sumado a los paros. 

También los estibadores del Puerto de Barcelona y el de Tarragona se han sumado a esta huelga del 3-O, y según fuentes sindicales con un seguimiento del 100%. 


La Confederación General del Trabajo (CGT) y otros 3 sindicatos minoritarios han convocado esta huelga general en Cataluña, por la violencia policial del 1-O, en la que finalmente no han contado con el apoyo de CCOO y UGT. Según las centrales sindicales no van a avalar ningún tipo de actuación que sirva para reforzar una declaración unilateral de independencia. 


El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha subrayado en declaraciones a Antena 3, que el sindicato apoya un "paro político" pero no una huelga general y en "ningún caso", ha puntualizado, supone apoyar una declaración de independencia unilateral.

Miles de personas se han manifestado por el centro de Barcelona.