Estado Islámico reivindica la autoría del sangriento tiroteo en Las Vegas y FBI niega la relación

El atentado ha causado más de 58 muertes y más de 500 heridos, siendo el ataque con armas de fuego más mortífero en la historia de Estados Unidos.

Javier Navarro 2 de octubre de 2017

Estado Islámico ha reivindicado la autoría del tiroteo que tuvo lugar anoche en el festival Route 91 Harvest, celebrado en Las Vegas. El ataque se ha cobrado la vida de al menos 58 personas y el número de heridos supera los quinientos, siendo el ataque armado que más muertes ha causado en la historia del país norteamericano.

Por otro lado, el FBI niega toda relación entre el ataque y la organización terrorista. "No hemos determinado por el momento ninguna conexión con un grupo terrorista internacional", afirma el agente Aaron Rouse.

El autor, de origen estadounidense, se habría convertido al islam hace tan solo unos meses, según indica la nota de prensa difundida por ISIS a través de la agencia Amaq. Su nombre es Stephen Craig Paddock, tiene 64 años y reside en Mesquite, ciudad del estado de Nevada.

Paddock -que se suicidó minutos antes de ser capturado- disparó desde una ventana del piso 32 del hotel Mandalay Bay, ubicado al lado del festival. Los disparos, indiscriminados, comenzaron en mitad de la actuación de Jason Aldean, ante la presencia de 22.000 personas.

Además, una mujer está siendo buscada en Las Vegas por su posible vinculación con el ataque y su autor, mientras las fuerzas de seguridad americanas están solicitando todo tipo de material audiovisual a los presentes a través de redes sociales.