La policía descubre en Sevilla restos de tres cuerpos en un pozo de hormigón

Los cadáveres fueron encontrados en el interior de un pozo cubiertos con sosa caustica y cemento. Por sus características podrían coincidir con tres personas desaparecidas. La policía no descarta que el suceso guarde relación con el tráfico de drogas. 

Alfonso Mata 2 de octubre de 2017

La policía ha hallado en una casa de Dos Hermanas, Sevilla, los restos de tres cadáveres cubiertos por sosa cáustica y enterrados en un pozo cubierto de hormigón.

Las primeras pesquisas apuntan a que podrían tratarse de un individuo de 55 años, de nacionalidad turca, su mujer Sandra Capitán de 26 años y la hija de ambos, Lucía de seis años. El hombre había desaparecido el pasado 17 de septiembre. Por el momento, se han efectuado una decena de detenciones.

Los cuerpos han sido localizados en el interior de un pozo ciego situado en el patio de la vivienda y cubiertos por hormigón con la intención de ocultarlos. Por sus características podrían coincidir con tres personas desaparecidas. Dos de los cuerpos fueron encontrados durante la noche del domingo y el tercero ya de madrugada. El lugar fue señalado por uno de los detenidos y se encuentra en el número 168 de la calle Azofairón en el barrio de Cerro Blanco.

La desaparición de Capitán y su hija fue denunciada por la madre de la joven el pasado 17 de septiembre, cuando ambas desaparecieron de su vivienda. La madre encontró la casa vacía, los electrodomésticos encendidos y la comida cocinándose, tal y como se lo relató a la policía. Los agentes descartaron que se tratara de una desaparición voluntaria, por lo que han mantenido una intensa investigación durante estos días que les ha llevado a la detención de medio centenar de personas relacionadas con el entorno de las posibles víctimas. Uno de estos detenidos fue el que dio la pista a la Policía para que investigara la casa de Cerro Blanco. El patio presentaba una zona cubierta con hormigón recientemente, por lo que la actuación de las excavadoras se ha concentrado en la zona. Esta madrugada se ha hallado el tercero de los cadáveres.

Josefa Capitán, la madre de la desaparecida, ha relatado esta mañana que carecían de información oficial sobre la identificación de los cadáveres y que las investigaciones se han desarrollado sin que ella tuviera noticia, tal y como informan desde El País. La mujer ha insistido en que no había nada sospechoso en la relación de su hija con el joven turco. Sin embargo, a la policía sí tiene constancia de que el hombre contaba con antecedentes policiales por delitos contra la salud pública, por lo que no descartan que el suceso guarde relación con algún asunto relacionado con el tráfico de drogas.