Los cadáveres hallados en el pantano de Susqueda muestran signos de violencia

Los forenses han emprendido el proceso de identificación de los cuerpos que podrían ser los de Marc y Paula, la pareja que desapareció del Maresme en agosto.

Eva Villanueva 27 de septiembre de 2017

El Instituto Legal de Girona va a ser el responsable de llevar a cabo la autopsia y las labores de identificación de los dos cuerpos que los Mossos d'Esquadra recuperaban este martes del interior del pantano de Susqueda (Girona). 


Los trabajos se inician este miércoles, pero todo apunta a que podría tratarse de Marc de 23 años y Paula, de 21 años, los jóvenes vecinos de Arenys de Munt y de Cambrils que están desaparecidos desde el 24 de agosto.


De momento, y según fuentes cercanas a la investigación, crece la especulación en torno a la causa de las muertes, ya que los cadáveres muestran signos de violencia. Según publica "El Periódico" de Cataluña, el hombre estaba maniatado y al menos uno de los cuerpos presenta signos de agresión en la cabeza. 


En relación al cadáver del varón, "La Vanguardia" publica que habría aparecido con una mochila a la espalda llena de piedras.