El Tribunal de Cuentas reclama a Artur Mas 5, 2 millones de euros por el 9N

El ex president de la Generalitat tendrá 15 días para recurrir esta cantidad como fianza, por el dinero público gastado en la consulta ilegal de 2014 y los intereses generados.

Eva Villanueva 25 de septiembre de 2017

El Tribunal de Cuentas había citado este lunes al expresidente de la Generalitat, Artur Mas, junto a los exconsellers Joana Ortega, Irene Riagau y Francesc Homs,  para comunicarles la liquidación provisional con las cantidades a las que tendrán que hacer frente por el desvío de caudales públicos en la consulta secesionista del 9N. Tal y como se esperaba, ninguno de ellos ha acudido en persona, porque no tenían obligación de hacerlo, y en su representación han acudido sus abogados con poderes.

La Justicia ha notificado así a los letrados las cantidades que reclama a cada uno de los antiguos cargos catalanes que llevaron a cabo el órdago secesionista en 2014 y para el que autorizaron gastos procedentes del erario público. Para Artur Mas, como máximo responsable, fija 5.251.948,17 euros de fianza. En segundo lugar, aparece la de la ex consejera Rigau, por la compra de ordenadores portátiles, que alcanza los 3.044.399,09 euros. Por detrás, Homs, 2.127.580,09 euros; y Ortega tendrá que responder con 839.439,75 euros.

Con la convocatoria de este lunes concluye la fase de instrucción, y a partir de hoy, los afectados tendrán 15 días para presentar alegaciones y después tendrán que depositar la cantidad reclamada; en caso de no hacerlo, podrían sufrir el embargo de sus propiedades, cuentas bancarias y su patrimonio. La fianza, eso sí, es "solidaria" por lo que si alguno de los responsables no puede hacer frente a ella, los demás pueden responder por él.


Junto a Mas y los 3 antiguos ex consellers, la lista de citados se completaba además con otros siete cargos que autorizaron los gastos en el referéndum del 9N: Lluís Bertran Saura, Josefina Valls Villa, Carolina Pardo Miguel, Jaume Domingo Planas, lgnasi Genovés Avellana, Jordi Serra Catalán y Jordi Vilajoana Rovira.