La importancia de la merienda para niños y mayores: así tiene que ser

Los lácteos son una opción ideal frente a otros elementos menos saludables, como bollería industrial, y que, a menudo, consumen los escolares.

Qué! 22 de septiembre de 2017

Los nutricionistas recomiendan realizar 5 comidas al día, incluyendo una "merienda" a media mañana y otra por la tarde. Bajo esta máxima, la UE y el programa "Tres lácteos al día" animan a llevar una vida sana, a partir de la alimentación y lo hacen a través del "Programa de promoción de la leche y los productos lácteos en el marco de unas prácticas dietéticas adecuadas.


En el caso de la merienda, y para que sea beneficiosa, subrayan la importancia de consumir fruta, leche, yogur y quesos, frente a productos de alto contenido calórico o realizados con ingredientes poco saludables. 

 
En el caso de los niños...

El gasto energético que realizan los niños durante la jornada escolar, hace que necesiten un complemento a su alimentación antes de la cena. En ocasiones, éste se produce en el hogar o de regreso al mismo, un momento propicio en el que los padres y las madres pueden aprovechar para incluir en su rutina alimentaria una amplia variedad de productos lácteos. 


Al estar en su fase de crecimiento, los más pequeños necesitan entre tres y cuatro raciones al día, de leche, yogur y queso, para culminar un buen desarrollo.


Y en el caso de los mayores...

Merendar es sano para todas las edades y la incorporación de la leche, el yogur o los quesos a la merienda puede resultar de ayuda a la hora de garantizar que se están consumiendo las raciones diarias recomendadas de estos productos. 


En las personas que practican ejercicio físico o desarrollan un trabajo muy laborioso, la ingesta de alimentos saludables durante la merienda es un hábito necesario. Para ello, -aseguran- lo ideal es que nuestra merienda se componga de fruta fresca, frutos secos sin sal, quesos fresco, yogur o batidos de leche, preparados o al gusto de cada uno con frutas y/o cereales.... De nuevo, ponen la nota en que las posibilidades son infinitas.