Los estibadores de Barcelona no darán servicio a los barcos que alojan a policías antidisturbios

Los trabajadores del puerto de Barcelona han decidido que no van a operar, ni abastecer a los barcos atracados para alojar a los agentes que Interior tiene previsto enviar para impedir el 1-O.

Qué! 21 de septiembre de 2017

Los estibadores de Barcelona han aprobado, en asamblea, no dar servicio a los barcos que la Policía Nacional tiene atracados en el Puerto de Barcelona, en un movimiento que consideran de apoyo al derecho a decidir. En concreto, la decisión de este colectivo portuario afecta a los dos Rhapsody comerciales que desde este miércoles han alcanzado el muelle de Levante y España.

En un tuit, la Coordinadora justifica su decisión "en defensa de los derechos civiles".

Pese a la decisión de los estibadores, fuentes del Puerto de Barcelona, aseguran que no tendrá gran repercursión, dado que su trabajo gira en torno a los contenedores, un servicio que no precisarán los navíos antidisturbios.

El Ministerio del Interior ha contratado estos ferrys para alojar a las unidades antidisturbios que ya se han desplazado a Cataluña o que lo harán en los próximos días. En total, 4 cruceros han recalado en Barcelona y Tarragona como apoyo al despliegue policial, previsto de cara a impedir la celebración del referéndum independentista.

En concreto, los agentes se alojarán en el Rhapsody, un ferry propiedad de la naviera italiana Grandi Navi Veloci con capacidad para albergar a 2.450 pasajeros y 716 vehículos. El buque ha atracado en torno a las 9 horas en el muelle Lepanto del puerto de Barcelona y permanecerá fondeado hasta el próximo día 3, según ha confirmado El Independiente.