Detienen a 14 personas por el 1-O, entre ellas el número 2 de Junqueras

El president, Carles Puigdemont, asegura que el Gobierno ha decretado el estado de excepción en Cataluña, pero ha insistido en que el 1 de octubre irán a votar. Su declaración llega en medio de la macrooperación puesta en marcha por la Guardia Civil para el desmantelamiento del referéndum, que se ha saldado con una docena de detenciones.

Eva Villanueva 20 de septiembre de 2017

Carles Puigdemont ha acusado al Estado Español de haber suspendido de facto el estado de autonomía en Cataluña, y haber declarado el estado de excepción.  El President ha condenado en una declaración institucional toda la maquinaria institucional puesta en marcha para impedir la celebración del referéndum independentista, y en concreto la operación abierta por la Guardia Civil de registros y detenciones, en las sedes del Govern, del día de hoy.

El president ha asegurado ser víctima de un régimen represivo, pero ha subrayado en que los catalanes irán a votar el 1 de octubre. Además ha aprovechado para criticar al Ministerio Público y ha asegurado que el Fiscal General del Estado confunde la autoridad con la barra libre.

La declaración de Puigdemont se ha producido en medio de la macrooperación que, desde primeras horas del día, lleva a cabo la Guardia Civil para recabar información y desarticular el referéndum del 1 de octubre. 

Agentes de la Guardia Civil se han desplegado en 9 sedes del gobierno catalán, y 12 personas han sido detenidas, entre ellas, Josep Maria Jové, secretario general de Economía y número dos del vicepresident Oriol Junqueras, y 3 miembros más del equipo económico.  

La Benemérita lleva a cabo los registros en la sede de la Consellería de Asuntos Exteriores catalana, que se sitúa en el Palau de la Generalitat;en la Consellería de Economía; la Agencia Tributaria de Cataluña y el Centro de Tecnologías de la Información y han precintado el despacho del secretario de Hacienda, Lluís Salvadó. 

En este marco, el vicepresident, y responsable de Economía, Oriol Junqueras, ha utilizado un tuit para denunciar el operativo judicial como un ataque las instituciones catalanas y sus ciudadanos. 


Más allá de la respuesta política, la Asamblea Nacional Catalana ha hecho un llamamiento a los independentistas para salir a la calle a protestar, y 200 personas se han concentrado en la Rambla de Barcelona.

Los detenidos

- Jordi Graells, director del departamento de Atención Ciudadana del Gobierno catalán y responsable del voto electrónico del 1-O que el pasado 26 de julio declaró como testigo ante la Guardia Civil;
- Jordi Puignero, presidente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI);

- Un trabajador de Fundacio.cat.

- Josep Maria Jové, número dos de la Conselleria de Economía;

- Josep Lluís Salvadó, el secretario de Hacienda;

- Josué Sallent Rivas y David Franco Martos, ambos del CTTI,

- Xavier Puig Farré, de la Oficina Asuntos Sociales.

- El propietario de una nave industrial en Bigues i Riells, donde los agentes se han incautado de papeletas impresas para votar;

- Mercedes Martínez, vinculada a la nave industrial en Bigues i Riells;

- David Palancad Serrano, de la Oficina de Asuntos Exteriores;

- Juan Manuel Gómez, de la Conselleria de Economía y Hacienda.