Cancelaciones Ryanair: ¿Qué pueden reclamar los afectados?

Si el usuario se ha visto afectado por la cancelación de su vuelo con Ryanair debe conservar toda la documentación del viaje para poder reclamar. 

Nacho Arribas 18 de septiembre de 2017

Cancelaciones del vuelo con más de 15 días de antelación al viaje

El Reglamento Europeo 261 establece que la aerolínea puede hacerlo sin tener que compensar económicamente por ello al viajero. Eso sí, la compañía aérea tiene que reembolsar el precio del billete al usuario (siempre y cuando el viajero no acepte una reubicación para volar al mismo destino).​

Además, esta normativa también sirve para los cambios en la reserva. Es decir, si la aerolínea cambia el día o la hora de salida del vuelo con más de 15 días de antelación al mismo, el usuario puede, o bien aceptarlo, o bien recuperar el importe de la reserva.

¿Cuándo reclamar una indemnización por la cancelación del vuelo con Ryanair?

​ Para reclamar una indemnización por la cancelación del vuelo hay que tener en cuenta:

- Que la aerolínea comunique la cancelación del vuelo con menos de dos semanas de antelación. Por eso, desde reclamador.es recomiendan revisar constantemente el correo electrónico con el que se gestionó la reserva y la bandeja de spam o no deseado.
- Que el vuelo no se vea afectado por un motivo de fuerza mayor.
- Que el usuario llegue con más de 3h de retraso al destino.
- Es necesario indicar en este apartado que si por la cancelación, la aerolínea reubica al usuario en otro vuelo y éste llega en hora o con menos de esas tres horas de retraso, estaría cumpliendo con su obligación legal y no sería reclamable una compensación económica por lo sucedido.

​ ¿Y qué indemnización va a conseguir el usuario si la cancelación es reclamable?

​​ En este tipo de reclamaciones, al usuario le corresponden entre 250 y 600 euros, en función del número de kilómetros de distancia (lineal) entre el origen y el destino del viaje.

- Si el vuelo tiene menos de 1.500 km, la normativa establece una indemnización de 250 euros.
- Para trayectos de entre 1.500 y 3.500 km, la compensación sería 400 euros.
- Y para distancias superiores a 3.500 km, una indemnización de 600 euros.

Hay que indicar que si el viajero no viaja finalmente puede en todo caso reclamar la compensación económica y el reembolso del billete. Por ejemplo, hay ocasiones en las que la reubicación en otro vuelo hace que el viaje programado deje de tener sentido ​,​ como puede ser un viaje de ida y vuelta de un fin de semana, en el que al pasajero se le reubica la ida dos días más tarde. En estos casos, la aerolínea tiene el deber de indemnizar al pasajero y además devolverle el importe de la reserva.

Reclamar otros gastos

En ese sentido, las cancelaciones suelen acarrear consigo que el usuario haga noche fuera porque la aerolínea haya ofrecido, por ejemplo, un vuelo alternativo para el día siguiente. Si ha sido así y el viajero ha tenido que pagar el alojamiento, este gasto, y todos los derivados de la cancelación, se pueden reclamar junto con la indemnización.

reclamador.es aconseja que si el usuario se ha visto afectado por la cancelación de su vuelo con Ryanair conserve toda la documentación del viaje para poder reclamar. Para ello, es necesario: reserva o billete, tarjetas de embarque (original y alternativas) y tickets de los gastos que se hayan tenido. Además, si es posible el usuario debe pedir un certificado de cancelación del vuelo, que facilitará mucho la tramitación de la reclamación.

Consulta los vuelos afectados