Conoce el revolucionario tratamiento estético que triunfa entre las famosas

Este procedimiento no necesita ingreso hospitalario, no deja cicatrices, y es indoloro. En una sola sesión moldearás tus glúteos, piernas, cintura o caderas sin necesidad de pasar por el quirófano. El tratamiento se basa en una técnica quirúrgica de alta precisión que, al no hacer incisiones en el cuerpo, no necesita de puntos de sutura, y por lo tanto no deja cicatrices.

Que.es 18 de septiembre de 2017

Tener un cuerpo de infarto, de un día para otro, es posible y, gracias a esta nueva técnica, no es necesario utilizar bisturí para conseguirlo. Increíble.

Como si del Photoshop en la vida real se tratarse, este nuevo procedimiento de remodelación corporal, moldea el cuerpo con la tecnología médica más puntera. 

Di adiós a los 'michelines', a la celulitis, a la flacidez. Saluda a la piel lisa, tersa, sin atisbo de grasa.

Este procedimiento no necesita ingreso hospitalario, no deja cicatrices, y es indoloro. En una sola sesión moldearás tus glúteos, piernas, cintura o caderas sin necesidad de pasar por el quirófano.

El tratamiento se basa en una técnica quirúrgica de alta precisión que, al no hacer incisiones en el cuerpo, no necesita de puntos de sutura, y por lo tanto no deja cicatrices.

Se aplica bajo anestesia local y cada tratamiento dura aproximadamente una hora. Por lo general, se puede hacer vida normal al día siguiente de la intervención.

La nueva cirugía está bastante consolidada en muchos países y en España lo realiza el equipo de la Unidad de Remodelación Corporal en el Hospital Universitario Dexeus de Barcelona, tal y como indican desde páginas de La Vanguardia.

Antes de iniciar su proceso, el paciente debe someterse a un diagnóstico para descartar cualquier tipo de contradicción y prevenir molestias y complicaciones. Este dictamen tiene un costo de unos 30 euros y la intervención completa oscila entre los 2.000 y los 3.000 euros.

El procedimiento de remodelación corporal consta de tres fases: Localizar, modelar y tensar y alisar.

Durante los primeros pasos, mediante un escáner corporal, que permite visualizar el interior de las zonas a tratar y conocer su estado, se determina la cantidad de grasa que se va a eliminar de cada zona del cuerpo que se quiere tratar.

Cuando se ha localizado la grasa, ésta se quema mediante un micro cañón láser. Este dispositivo emite un haz de energía que atraviesa la piel sin dañarla para alcanzar el tejido graso y desintegrar los excesos previamente detectados. A su vez, esta técnica indolora provoca una contracción de la piel que atenúa la flacidez. A continuación, se introduce en la zona tratada, mediante una incisión milimétrica que no requiere puntos, un aparato de última generación que extrae los depósitos de grasa disueltos por la acción de la energía. 

Por último, llega el momento de alisar, que consiste en realizar un masaje sobre las zonas afectadas.

Según estudios publicados por distintas asociaciones profesionales norteamericanas, más de 200.000 personas, en su mayoría mujeres, han recurrido a las nuevas tecnologías para esculpir su figura. Y de cabeza a lucir palmito en Instagram, y sin retoque, al natural.