Vivir y estudiar una carrera en Barcelona o Madrid supone 6.000 euros al año

El coste de un piso compartido y de la matricula universitaria eleva los gastos en las grandes capitales. Granada y Murcia son las ciudades analizadas más económicas para compartir piso y cursar estudios superiores

Nacho Arribas 14 de septiembre de 2017

Estudiar una carrera universitaria supone un importante desembolso para padres y alumnos. Sin embargo, el coste no es el mismo en todas partes. Un estudio del buscador inmobiliario Mitula Group determina que Barcelona, Madrid y Palma son las tres ciudades españolas donde resulta más caro vivir y estudiar, con un gasto total alrededor de los 6.000 euros anuales en los tres casos. Cifras, sin duda, no aptas para todas las economías familiares.

Así, Madrid se perfila como la ciudad más cara de las analizadas para vivir y estudiar. Un piso compartido en la capital española (por ejemplo, de 4 habitaciones) tiene un coste por alumno y año de 4.915 euros (491 mensuales). A ello habría que sumarle la matricula universitaria con los precios de la Comunidad de Madrid, la segunda autonomía más cara después de Cataluña. Teniendo en cuenta que los gastos de matriculación ascienden a 1.638 euros de media , el coste total de vivir y estudiar en la ciudad es de 6. 553 euros por curso sin contar gastos (luz, electricidad...) ni los costes derivados de la vida diaria (transporte, libros...).

Algo parecido pasa en Barcelona. Un piso de 4 habitaciones en la ciudad condal cuesta, según datos de Mitula, 4.367 euros por curso, a los que habría que sumar los 2.011 euros del coste de la matricula en Cataluña, la comunidad más cara para estudiar, según el informe de CCOO. En total, 6.378 euros por curso sólo en vivienda y matricula universitaria.

Palma es la tercera ciudad más cara de las analizadas. Vivir en un piso compartido en la capital balear cuesta 4.217 euros por curso (421,7 por mes), mientras que las matriculas suponen 1.075 euros de media cada año académico. La suma de ambos conceptos se sitúa en 5.292 euros por alumno y curso, una cifra que no incluye el coste de la vida diaria y que se sitúa muy por encima de las que se pagan en otras ciudades de tradición universitaria, como Murcia o Granada.

Granada y Murcia, las más económicas

La capital granadina es, de hecho, la más económica de las que conforman el estudio. Un piso de 4 habitaciones en Granada cuesta, de media, 1.940 euros, si a ello le sumamos la matricula (757 euros), el coste total asciende a 2.695 euros, una cifra por curso que supone menos de la mitad de lo que se paga en Madrid o Barcelona.

También Murcia es una buena alternativa para los que buscan una ciudad universitaria relativamente económica, ya que vivir y estudiar en la capital murciana tiene un coste por curso de 2.699 euros. En este caso, el precio de un piso de cuatro habitaciones es de 1.765 euros por alumno y curso y la matricula se queda en 934 euros de media.

Opciones intermedias son Salamanca, con 3.210 euros entre piso y matricula, o Valencia, donde el alojamiento y los gastos de universidad suponen 3.333 euros por alumno y curso.

Cifras aún elevadas que pueden compensarse gracias a las becas y otras ayudas para estudiantes, al menos en lo relativo al coste de la matricula, ya que en lo referente a la vivienda resulta inevitable ceñirse a los precios de mercado.