Rufián se arma con una impresora para su "teatrillo" independentista en el Congreso

El rifirrafe entre el diputado de ERC, impresora en mano, y la vicepresidenta del Gobierno, sobre el desafío catalán, se ha convertido en el momento más atractivo de la sesión de control al Ejecutivo de este miércoles. 

Eva Villanueva 13 de septiembre de 2017

El espectáculo ha comenzado con la pregunta del portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en la que le pedía explicaciones acerca de por qué calificó las recientes votaciones en el Parlament, sobre el referéndum independentista catalán, como "la muerte de la democracia". 

Tras recibir una primera respuesta, Rufián cebaba su intervención para defender el proceso secesionista, con una impresora, que presentaba como "Esto es el cuerpo del delito. Una humilde impresora republicana" y tras apuntar que no es capaz de imprimir billetes de 500 euros,  ha instado al Gobierno a que "dejen de hacer el ridículo, dejen de perseguir impresoras y persigan a corruptos". 

En su revés, Santamaría, ha reprochado a Rufián su intervención en el hemiciclo, impresora en mano, y ha aprovechado para decir que esa "actuación", es la muestra más clara de que el Congreso es una cámara democrática, frente a la tiranía del Parlament.  Así ha señalado  "usted puede venir aquí a decir lo que quiera y traerse puesto lo que le venga en gana. Puede traerse incluso la impresora para enseñarnos a hacer manualidades para fabricarse el referéndum en casa (...) incluidos sus teatrillos semanales". "Esta democracia que tanto le asfixia, le permite hacer sus teatrillos semanales, mientras lo que vimos en el Parlamento de Cataluña el otro día fue un ejercicio de tiranía que nadie puede defender".

El propio Rufián ha colgado su "momento impresora", en su Twitter personal y la respuesta de Santamaría, la ha colgado su propio partido, el PP en un tuit.