Miles de personas reclaman en la manifestación de la Diada el sí en el referéndum

El independentismo ha vuelto a realizar una demostración de fuerza por las calles de Barcelona a 20 días del referéndum convocado por la Generalitat y suspendido por el Tribunal Constitucional

Qué! 11 de septiembre de 2017

Miles de personas secundaron este lunes la manifestación con motivo de la Diada. Más de un millón de manifestantes según la Asamblea Nacional Catalana (ACN), alrededor de un millón según la Guardia Urbana y 350.000 según la Delegación del Gobierno han inundado el centro de Barcelona en defensa del referéndum convocado por la Generalitat de Cataluña para el próximo 1 de Octubre. 

Cuatro marchas se han juntado a la altura del Paseo de Gràcia y la calle de Aragón, lugar en el que se han visto una gran urna y tres pancartas donde se leía la palabra "Sí" en varios idiomas, y "Paz y Libertad".

Uno de los momentos más tensos se ha producido cuando un encapuchado ha prendido fuego a las banderas de España, Francia y la Unión Europea

El presidente de ANC, Jordi Sànchez, ha asegurado que: "De todas las revoluciones, ésta es la más bonita, con ilusión, humor y convencimiento, la revolución de las sonrisas. Con esta actitud no podrán ni fiscales, ni jueces ni Guardia Civil." 

Además ha añadido: "Me dirijo a los españoles de buena fe pero que sois demócratas, gracias por vuestra solidaridad. No dejéis que en nombre de vuestro país se vulneren los derechos democráticos de los ciudadanos de este país. Mañana irán a por vuestras imprentas y medios de comunicación. No os escondáis detrás del ruido parlamentario para rehuir las urnas, Albiol, Arrimadas, Coscubiela, Iceta".

Durante la manifestación los organizadores han pedido a los asistentes que aporten dinero para sufragar las sanciones impuestas por el Tribunal de Cuentas a los altos cargos, entre ellos el entonces president Artur Mas, que pusieron en marcha el referéndum del 9-N.

A la marcha ha acudido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y numerosos representantes de Junts Pel Sí y la CUP.